fbpx

La mujer que agonizó cinco días en su casa tras negarle su marido ayuda volvió a vivir con él tras denunciarle

La mujer que agonizó cinco días en su casa tras negarle su marido ayuda volvió a vivir con él tras denunciarle

La mujer de 67 años que murió tras cinco días de agonía después de que su marido se negase a ayudarla ni a llamar a los servicios médicos le había denunciado hace tiempo pero retiró la denuncia y reanudó la convivencia con él.

Así lo ha confirmado este jueves en una entrevista en Telemadrid la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, quien también ha detallado que hace tres años una de las hijas de la pareja ya denunció al ahora detenido por desatender a su madre.

Fue entonces cuando la víctima, que padecía esclerosis múltiple, EPOC y Alzheimer, entre otras patologías, se trasladó a vivir con esta hija a Sevilla y desde allí la madre interpuso otra contra su marido, esta vez por amenazas. Por ello, le fue concedida una orden de alejamiento durante seis meses, pero al parecer la retiró meses después y regresó a vivir con él a Madrid, a un piso situado en calle Puerto Arbalán número 40, en el barrio de San Diego del distrito de Puente de Vallecas.

"Es un caso atroz. Desde el primer momento es absolutamente conmovedor. Es uno de los casos más terribles que he vivido. Cuando encima es una mujer enferma con dependencia, el sufrimiento que ha tenido que pasar me parece absolutamente desolador. La Comunidad de Madrid, con sus servicios especializados de grandes dependientes, no tenía ninguna referencia sobre este asunto y del Ayuntamiento de Madrid estamos esperando si tienen información", ha indicado González.

CINCO DÍAS AGONIZANDO CON UN MARIDO QUE NO LE PRESTÓ NINGUNA AYUDA

Según las investigaciones, la víctima se cayó en su casa el 29 de noviembre en el domicilio familiar. Su esposo, en vez de ayudarle y llamar a una ambulancia, la puso una almohada en la cabeza y la dejó agonizando sin las mínimas atenciones ni cuidados, ni facilitarle su medicación ni ninguna bebida ni alimento.

Cinco días después, el 4 de diciembre a las 11:20 horas, cuando la víctima falleció, fue cuando su marido avisó al 091, manifestando a los agentes que su mujer había tropezado ese mismo día y que le había dado un síncope, algo que luego se demostró que no era cierto.

Hasta el lugar llegaron los servicios sanitarios y agentes de la Policía Nacional, que encontraron el cadáver tirada en el suelo y en condiciones higiénico-sanitarias "lamentables". Encontraron la casa llena muy sucia y repleta de enseres. Los sanitarios del Summa-112 certificaron la muerte reciente de la mujer, que había entrado en parada cardiorrepiratoria, ha indicado un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid.

Primeramente, el hombre, un exmilitar de 68 años, fue detenido ese mismo día por omisión del deber de socorro pero un día después un Juzgado decretó prisión provisional para este individuo, constándole un delito de homicidio en grado de consumación, inhibiendo el caso en un Juzgado de Violencia contra la Mujer. El detenido aseguró que no la auxilió porque "así ella se lo había pedido", han señalado fuentes oficiales.