Salamanca es el distrito con los mayores precios de venta y alquiler de la capital

Salamanca es el distrito con los mayores precios de venta y alquiler de la capital

El Distrito de Salamanca, conocido en todo el mundo como sinónimo de lujo y exclusividad, registró a cierre del pasado año el precio por metro cuadrado residencial más elevado de la capital, superando los 5700 euros por metro cuadrado, según el informe Corazones de Barrio, enmarcado en la iniciativa Living Loving Madrid de la firma de consultoría CBRE.

Además, se situó en la segunda posición en cuanto a alquiler, por detrás de Chamberí, rozando los 17,5 euros por metro cuadrado al mes, aunque con un descenso del 11% en los últimos dos años debido a la pandemia del COVID-19, rompiendo la tendencia ascendente existente hasta el primer trimestre de 2020.

Además, es el distrito de municipio con una menor tasa de vivienda principal, únicamente el 75%, y destaca por la tasa de viviendas vacías, en torno al 16% del parque disponible. "Esto se explica por dos factores: por un lado, por el valor de las viviendas de este distrito como producto de inversión y no por un uso intensivo por parte del comprador de las mismas; y, por otro lado, por la existencia de viviendas muy antiguas, sin reformar, que no presentan unas condiciones idóneas de habitabilidad", ha explicado la directora de la oficina de CBRE Madrid, Paloma Relinque.

La distribución de precios no es homogénea en todo el distrito, observándose una gran diferencia entre los distritos situados más al este, Guindalera y Fuente del Berro. En este sentido, el informe señala que incluso el barrio de Recoletos llegó a duplicar en precio de venta a Guindalera, pero transaccionándose sólo 94 viviendas en 2020 frente a las 512 del primero.

LA CALLE ROSARIO ACUÑA, LA MÁS CARA

Por otro lado, la calle Rosario Acuña se erige como la más cara del distrito, mientras que Jose María Sánchez Silva es la más asequible. Por su parte, la calle Campanar es la que más ha aumentado su precio medio por metro cuadrado durante los últimos cinco años.

El distrito de Salamanca se caracteriza principalmente por la escasez de suelos disponibles, lo que limita el desarrollo de obra nueva. Desde 2019 se han aprobado únicamente licencias para 12.600 metros cuadrados de residencial y 3.130 metros cuadrados de terciario.

Según datos correspondientes al mes agosto de 2020, había un total de 37 proyectos en marcha, con 14 grúas en funcionamiento, lo que representa una significativa caída respecto al año anterior del 21%.

Por otro lado, más del 50% de las manzanas del barrio han consolidado totalmente sus patios, mientras que el 30% lo ha hecho al menos de forma parcial. Sin embargo, el 20% de las totalmente consolidadas y más del 80% de las parcialmente consolidadas podrían recuperarse.

La consultora ha destacado que esto permitiría añadir valor a viviendas interiores y antiguas, sin terraza o con carencia de espacios exteriores y adaptarlas a los nuevos requerimientos de la población.

En cuanto al mercado de oficinas, el distrito de Salamanca presenta un parque de 1.823.737 metros cuadrados, de los que 973.811 se concentran en 156 edificios de uso exclusivo oficinas. Destacan los barrios de Recoletos y Castellana, con casi 70 edificios y 430.000 m2 de oficinas cada uno.

En cuanto a la renta media del distrito, se sitúa en torno a los 26 euros por metro cuadrado mensuales, alcanzándose en edificios del barrio de Recoletos los 40 euros por metro cuadrado.

Según la ocupación, "actualmente supera el 90% de estos inmuebles, destacando la zona de Goya donde, debido a la baja disponibilidad, la ocupación es casi total", ha explicado Paloma Relinque, que destaca que, como consecuencia de la pandemia mundial, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, han aumentado de 12 a 19 los locales disponibles, siendo estos locales de tamaño pequeño que no han podido hacer frente a los niveles de renta precrisis. "Sin embargo, desde finales de 2020 hemos detectado una reactivación del alquiler de locales de este distrito", ha destacado.

En cuanto al mercado hotelero, en el distrito de Salamanca, esta oferta se concentra en los barrios de Salamanca, Recoletos, Castellana y Lista. Así, el 23% de las habitaciones del distrito pertenecen a la máxima categoría, mientras que este porcentaje disminuye al 14% en el conjunto de la ciudad.

INTERÉS PUJANTE DE INVERSIÓN HOTELERA

La elevada demanda turística en la zona, combinada con la limitación de la oferta hotelera, ha derivado en un "interés pujante" de la comunidad inversora en los hoteles del barrio de Salamanca, según la consultora.

De este modo, la compra del hotel Villa Magna a finales de 2018 por parte del grupo mejicano RLH Properties, por un precio de 210 millones (1,4 millones por habitación), es la operación de mayor volumen en términos de precio por habitación registrada en Madrid hasta la fecha.

"Se espera que a lo largo de 2021 el barrio de Salamanca mantenga su relevancia dentro del mercado de inversión hotelera, con operaciones potenciales como la venta del establecimiento de 5 estrellas Bless Madrid, antiguo Gran Hotel Velázquez", ha subrayado la directora de la oficina de CBRE Madrid.