14 detenidos y más de 100 sancionados en cuatro fiestas y botellones desmanteladas este puente por Policía Nacional

14 detenidos y más de 100 sancionados en cuatro fiestas y botellones desmanteladas este puente por Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 14 jóvenes y sancionado a más de 100 tras desmantelar cuatro fiestas ilegales en pisos turísticos y en la vía pública en la región este puente festivo, ha informado una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Una de ellas tuvo lugar sobre las 23 horas del viernes en la calle Gasómetro, en el madrileño distrito de Arganzuela, en la que participaban en un macrobotellón alrededor de 50 personas sin cumplir las medidas de seguridad higiénico sanitarias establecidas. Los agentes desalojaron la concentración y propusieron para sanción a 25 jóvenes.

Otra macrofiesta se desarrolló a la 1 de la madrugada del sábado en una vivienda de la calle Conde de Aranda, en el Distrito de Salamanca. En ella participaban más de 30 jóvenes que han sido propuestos para sanción. Además, fueron arrestados cuatro jóvenes de entre 22 y 24 años (tres españoles y un francés) por delitos de atentado, resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad.

Uno de los jóvenes escapó descolgándose desde el balcón de la vivienda donde transcurría la fiesta, siendo finalmente detenido por un delito de resistencia y desobediencia. Durante la intervención uno de los agentes ha resultado herido tras ser agredido por otro de los arrestados.

Otra de las intervenciones de la Policía Nacional tuvo lugar el sábado a las 17 horas en una nave del Camino de la Fundación de Parla, donde los agentes sancionaron a un total de 51 personas por incumplimiento de la normativa en materia de COVID-19.

En el lugar los agentes observaron que se estaba desarrollando actividad de hostelería de manera ilegal y en pésimas condiciones higiénicas, encontrado carne cruda sin refrigerar y gran suciedad en las zonas de tratamiento de los alimentos.

Los agentes abrieron diligencias contra dos ciudadanas ecuatorianas que al parecer regentaban el negocio ilegal. En el lugar, donde ya habían intervenido con anterioridad por los mismos hechos, detectaron además la presencia de numerosos menores de edad con edades de entre uno y 16 años.

Una intervención más ocurrió en un piso turístico del número 15 de la Calle Lagasca, también en el distrito de Salamanca, durante la madrugada del domingo. Allí los policías nacionales sancionaron a 14 jóvenes, que se encontraban llevando a cabo una fiesta ilegal. Los agentes tuvieron que detener a nueve jóvenes de distintas nacionalidades como presuntos autores de delitos de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad.