fbpx

Sally Rooney, preguntas para una realidad incierta

Sally Rooney, preguntas para una realidad incierta

La escritora irlandesa Sally Rooney (County Mayo, 1991) reaparece en las librerías con su última novela para lanzar una pregunta ante una realidad incierta. Bajo el título ‘Dónde estás, mundo bello’ (Random House, 2021) se narra la historia de dos amigas, Alice y Eileen, cuyas vidas transcurren en paralelo en distintas ciudades. La distancia, así como sus respectivas relaciones, tanto amorosas como familiares, son el núcleo de estas dos historias.

Alice, novelista, estrecha lazos con Félix, un trabajador encargado de almacén. Mientras que en Dublín Eileen afronta una ruptura arropada por Simon, un amigo de la infancia. El contacto entre ambas no cesa gracias a los diversos mensajes que intercambian por correo electrónico. Divagan sobre arte, libros, amor, intimidad e incluso fe. La realidad es una incertidumbre para ellas, pero aún más su futuro desconocido. Todo es una gran incógnita para las dos y mayor aún es el deseo por reencontrarse, pero ¿cuándo será el momento?

Rooney emprende un camino que lleva a sus personajes al aprendizaje. La entraña de esta novela es la búsqueda de la propia identidad. Las relaciones de sus personajes viajan en el tiempo hacia una maduración personal. No comprenden las contradicciones de la vida, ni creen en las casualidades: buscan un sentido a todo aquello que ocurre en el mundo, en su mundo. Las expectativas llevan a las protagonistas a padecer mares de dudas que desembocan, por ejemplo, en una desconfianza hacia cada relación amorosa. 

La novela se vertebra sobre la realidad misma hasta el punto de parecer que tiene pocos elementos de una trama puramente ficticia. Estas dos historias emanan de cuestiones de la cotidianidad. La atención de sus personajes está dirigida hacia un mensaje con o sin respuesta, lo cual aporta el realismo a la sociedad que nos acontece: “¿Lo habrá recibido? ¿Qué estará haciendo? ¿Vendrá pronto?”. Las relaciones tradicionales y el amor incondicional se dejan de lado abriéndole camino a las inseguridades y la falta de compromiso. Alice y Eileen sufren el temor a ser demasiado vulnerables frente al desarrollo de la vida y, en efecto, frente a sus vínculos afectivos. Rooney se enfrenta a esa cuestión de manera directa. Aunque las buenas intenciones de los protagonistas las llevan a tomar decisiones acertadas, lo cierto es que ni siquiera estas parecen ser las correctas. 

Alice, como escritora de éxito, podría tomarse por un ‘alter ego’ de la escritora de Rooney. Una similitud que se esconde, por ejemplo, en el hecho de que ni una ni otra tengan presencia en las redes. Es la voz de una generación que, con una escritura sencilla, se enfrenta a las cuestiones que atormentan nuestra vida en esta sociedad enloquecida. La idealización del amor, el refugio en la fe, la incondicionalidad… desembocan irremisiblemente en una pregunta: “¿Dónde estás, mundo bello?”.