Nervios y expectación en Chinchón por el rodaje del filme de Wes Anderson

Nervios y expectación en Chinchón por el rodaje del filme de Wes Anderson

La localidad madrileña de Chinchón vive estos días con expectación y nervios el rodaje de la película del director estadounidense Wes Anderson, en el que participarán actores y actrices de Hollywood como Scarlett Johansson, Bill Murray o Tom Hanks.

Desde el pasado mes de abril, Anderson y su equipo trabajan en la producción del filme, del que poco se sabe, en esta pequeña y turística localidad del sureste de la Comunidad de Madrid, situada a 50 kilómetros de la capital.

En la monumental plaza Mayor, el punto más reconocible del pueblo por los visitantes, aún permanece montada la estructura de la plaza de toros portátil tras la última corrida, y las calles aledañas lucen aún las banderolas de las fiestas de San Roque y la Virgen de Gracia, que se celebraron el pasado 15 de agosto.

Allí, junto al pórtico de la entrada del Ayuntamiento, recibe el alcalde del municipio, Francisco Javier Martínez Mayor, que se muestra "encantado" de que su pueblo vuelva a estar "en el mapa a nivel nacional e internacional".

El regidor destaca el impacto económico que dejará el rodaje en la zona, que cifra en unos 3 millones de euros, y no descarta organizar algún tipo de acto u homenaje a los protagonistas del reparto, que todavía no se han dejado ver por el pueblo.

"Estamos en conversaciones con la productora para ver si podemos hacerlo. No obstante, ellos tienen que trabajar a gusto y más con la situación de pandemia que tenemos", explica Martínez Mayor, que asegura que ya ha tenido la oportunidad de cruzarse con Wes Anderson paseando por el municipio.

A diferencia de otras ocasiones, esta vez el rodaje de la película no discurre por las calles de Chinchón, sino a las afueras, en una enorme parcela cercana a la carretera que une esta localidad con la vecina Colmenar de Oreja.

Allí se puede divisar a lo lejos un enorme decorado, situado entre terrenos en barbecho, melonares y viñedos, que simula un falso desierto y una estación de tren.

Nadie ajeno al rodaje puede acceder al recinto, al que se puede entrar por un camino de tierra desde la carretera, y un agente de seguridad se encarga de vigilar para que nadie lo haga, ni siquiera algún vecino curioso que quiera acercarse a hacer una foto.

Tampoco ha trascendido nada sobre el argumento de la película, ni cuándo y cómo llegarán a Chinchón los protagonistas, debido al contrato de confidencialidad firmado entre el Ayuntamiento y la productora, aunque el alcalde desliza que será "estos días".

No obstante, ya ha comenzado el rodaje de las primeras escenas con figurantes: la mayoría de ellos, habitantes de Chinchón y de pueblos cercanos.

"Estuvieron haciendo un castin para el que quisiera apuntarse, pero yo estoy opositando y estudiando a tope y no tengo tiempo. Aunque mi abuelo, en su día, salió en la película 'Rey de Reyes', de Nicholas Rey (1961)", cuenta Víctor, un joven de 25 años vecino de la localidad.

Eugenia y Antonio, matrimonio de 75 años, se muestran "contentos" con el acontecimiento, porque así "se da trabajo al pueblo".

"Ya estamos muy mayores y, además, nos vamos mañana de viaje. Pero si nos ofrecieran participar en la película, ¿por qué no?", comentan entre risas.

Para alojar a toda la comitiva de actores y empleados, la organización de la película ha reservado hasta noviembre el Parador Nacional de Chinchón al completo.

Sin embargo, aunque la grabación se desarrolla a las afueras, la presencia de la comitiva que participa en el filme no pasa desapercibida: paseando por el pueblo es fácil encontrar a gente hablando inglés.

Julián, propietario de un bar en la plaza Mayor, asegura que "están acostumbrados" a este tipo de despliegues en la localidad, aunque este rodaje, admite, "es diferente".

"Todo el tema de lo que son los actores lo traen muy medido. Es complicado verlos y más aún siendo a las afueras. De todas formas, con esto Chinchón se refresca y se va hablando de nosotros, aunque aquí andamos sobrados", señala.

El municipio está acostumbrado a la presencia de cámaras, focos, figurantes y actores: desde los años 50, ha acogido la grabación de hasta una decena de largometrajes como 'La vuelta al mundo en 80 días' de Michael Anderson y John Farrow (1956), 'Campanadas a Medianoche' (1965) de Orson Welles, o 'Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?' (1992) de José Sacristán quien, además, es natural de la localidad.

Más recientemente, sus calles han sido testigos del rodaje de series de éxito como 'Aguila Roja', de televisión Española, o 'Velvet', de Antena 3.

El término de Chinchón no es el único de la comarca que servirá de escenario a esta película dado que un club de golf de Aranjuez acogerá también el 6 de septiembre la grabación de una escena de la película de Anderson en sus instalaciones, según confirmó el gerente del recinto.