El fiscal pide 64 años de cárcel para 'Juanín' por matar a sus cuñadas en Aranjuez en una venganza hacia su mujer

El fiscal pide 64 años de cárcel para 'Juanín' por matar a sus cuñadas en Aranjuez en una venganza hacia su mujer

La Fiscalía de Madrid solicita 64 años de cárcel para Juan Mendoza Jiménez, conocido como Juanín, por matar en junio de 2019 a sus cuñadas y herir de gravedad a su suegra con una escopeta en venganza hacia su mujer, mientras una de las acusaciones particulares pide que se le condene a prisión permanente revisable.

Así consta en el escrito de acusación en el que el representante del Ministerio Público solicita la apertura de juicio oral y en el que califica los hechos sucedidos el 9 de junio de 2019.

El fiscal le acusa de dos delitos de asesinato, por los que pide 25 años de cárcel por cada uno de ellos; de un intento de asesinato, por el que reclama trece años de prisión; y de tenencia ilícita de armas con la agravante de reincidencia, por el que pide un año de cárcel.

Solo una de las tres acusaciones particulares, la que representa a la mujer de 23 años fallecida, solicita que se le condena a prisión permanente revisable y de forma subsidiaria a 76 años de prisión, como piden otras de las dos acusaciones, la que defiende a la mujer de 35 años fallecida y a la representa a la suegra del acusado.

Los escritos de las partes, solicitan la apertura de juicio oral y se formulan después de que el juez instructor diera traslado de la conclusión de la causa respecto a un único acusado a pesar de que se investigó a otros familiares de Juanín.

En el juicio que se celebre se tendrá que dirimir quién fue la persona que le entregó el arma al acusado para llevar a cabo el plan que ideó para vengarse de su mujer por romper la relación e irse con sus hijas fuera de Aranjuez.

En su declaración en la instructor, el acusado alegó ante el juez que actuó en defensa propia después de que su excuñado le disparase, echando la culpa a su mujer de la tensión con su familia política.

Ese día, Juanín disparó desde la ventana de su casa a varios familiares de su mujer, matando a dos cuñadas, de 35 y 23 años, e hiriendo en una pierna a su exsuegra. Juan Mendoza planeó vengarse por una supuesta infidelidad "haciendo daño a las mujeres de su familia política", un plan que ejecutó ese 9 de junio.

En el escrito de acusación de una de las víctimas, se relata que la mujer de Juanín decidió poner fin "a la relación, iniciando una nueva relación sentimental con tercera persona y abandonando la localidad de Aranjuez con su nueva pareja y dos de las hijas comunes".

Con ánimo de venganza, idealizó "un plan que llevo a la práctica el 9 de junio de 2019". Para ello, según consta en otro de los escritos, se hizo con "una escopeta del Calibre 12 Paralela, con número de serie 1380 - 66233, arma reglamentada de 3ª categoría, así como abundantes cartuchos para munición de la escopeta". Todo ello a pesar de que no tenía licencia de armas.

Pasadas las 21.00 horas, se encerró y se asomó a la ventana de la galería junto a la cocina de su vivienda que da al patio interior abierto del bloque de edificios, y "efectuó con la escopeta un primer disparo al aire para conseguir llamar la atención de los parientes de su mujer".

Tras ello, apareció una de las víctimas que le recriminó el disparo que había realizado y le advirtió de la existencia de niños jugando en el patio. Fue entonces, cuando sacó nuevamente al exterior la escopeta y la realizó un disparó mortal.

Inmediatamente, efectuó dos o tres disparos más, apuntando a la hermana de la anterior. A continuación, disparó a su suegra, que la hirió de gravedad. Las mujeres fueron trasladadas al hospital. Solo una de ellas pudo sobrevivir.

Tras estos disparos, Juan Mendoza realizó una llamada al 091 con la finalidad exclusiva de ser rescatado de su vivienda por la policía ante su temor a la reacción de los vecinos y familiares de las víctimas. Tras entregarse éste a la policía, la escopeta fue encontrada en la vivienda y estaba la escopeta montada, cerrada y en posición de disparo, con dos cartuchos en la recámara.

El abogado de los familiares de la víctima más joven reclama que sea condenado a prisión permanente revisable, así como a quince años de cárcel por la tentativa se asesinato y a un año de cárcel por la tenencia ilícita de armas.

La acusación particular que representa a la familia de L.F.J. solicita que se le imponga la pena de 30 años de cárcel por cada uno de los asesinatos, así como la medida de libertad vigilada una vez que cumpla las penas. También reclama que se le condene a catorce años por el intento de asesinato de la suegra del acusado y un año de prisión por la tenencia ilícita de armas.