Boicot de miles de cristianos a Netflix por una película que presenta a Jesucristo como un gay activo

Boicot de miles de cristianos a Netflix por una película que presenta a Jesucristo como un gay activo

Miles de personas se están movilizando para boicotear la plataforma de contenidos audiovisuales estadounidense Netflix por una película estrenada el pasado 3 de diciembre en la que aparece Jesucristo como un activo homosexual, la Virgen María como una prostituta y los apóstoles como unos alcohólicos.

Más de dos millones de brasileños han firmado ya una petición en change.org para que Netflix retire esta película de 45 minutos, brasileña, titulada A Primeira Tentaçao de Cristo (La primera tentación de Cristo). También lo han hecho miles de personas en las respectivas páginas de change.org en su idioma.

Muchos cristianos, cientos de miles, han reaccionado con un gran enojo y, además de firmar las peticiones en change.org, están boicoteando el negocio de Netflix, dándose de baja en la plataforma y animando a sus amigos y conocidos a que lo hagan también. Al parecer, la plataforma HBO estaría recogiendo las altas que provienen de muchos de estos cristianos desencantados.

La plataforma Change.org ha recogido ya más de 1,6 millones de firmas mientras que en CitizenGO la cifra es de más de 124.000. La agencia católica Aciprensa también reúne diversos pronunciamientos sobre el filme blasfemo, como el del Obispo de Palmares (Brasil), Mons. Henrique Soares da Costa, quien en un comunicado afirma que la película es “burlona y extremadamente irrespetuosa” hacia la fe cristiana", e instó a los fieles a cancelar su suscripción “como un regalo para Nuestro Señor”. Y eso es precisamente lo que están haciendo cristianos y otras muchas personas de todo el mundo, que no tienen fe, pero consideran que se está atacando gratuitamente a este colectivo religioso.

Mons. Soares da Costa añade que “en medio de la preparación para la Navidad del Señor, Netflix abofetea la cara de todos los cristianos; escupe en nuestras caras, burlándose de nuestra fe”. El purpurado afirma que estaba suscrito a la plataforma, pero decidió cancelar su contrato. “¡Tenía que deshacerlo! ¡Era lo menos que podía hacer! ¡Lo retiré y me sentí feliz, contento, como alguien que rinde homenaje a alguien muy querido!”, aseveró.