Imputados tres concejales socialistas de Getafe por vertidos sucios al río Manzanares

Imputados tres concejales socialistas de Getafe por vertidos sucios al río Manzanares

Un juzgado de Getafe ha citado a declarar como investigados a los concejales del Ayuntamiento María Teresa Mellado y Ángel Muñoz y a la que fuera concejala durante el anterior mandato, Raquel Alcázar, todos del PSOE, por un caso de vertido de aguas fecales al río Manzanares.

Una providencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Getafe cita a estas tres personas a prestar declaración el 6 de noviembre próximo a las 10:00, 10:30 y 11:00 horas, respectivamente.

El caso tiene su origen en una querella que el partido local Impulsa Getafe (sin representación institucional) interpuso hace poco más de un año en el juzgado, denunciando unos vertidos que “se estaban produciendo desde hace quince años”, ha explicado a Efe el presidente de la formación, Roberto Benítez.

El caso mantiene también investigados al concejal de Urbanismo, Jorge Juan Rodríguez, y a la propia alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, quienes prestaron declaración el 10 de julio pasado.

Según los informes de la fiscalía, estos vertidos incontrolados podrían haberse producido desde hace 24 años, aunque la Confederación Hidrográfica del Tajo habría sancionado al Ayuntamiento de Getafe desde 2005, durante los mandatos de Hernández, de Pedro Castro (PSOE) y de Juan Soler (PP).

“Solo en 2017 la multa fue de 50.000 euros”, ha denunciado Benítez, según el cual nadie puede hablar de desconocimiento del asunto. El deseo de su partido -añade- es que “se deje de contaminar el río” y que “alguien se haga responsable” del pago de estas sanciones.

Benítez ha explicado que los vertidos tienen su origen en el robo del cobre de la estación elevadora de aguas de Perales del Rio, que está “totalmente vandalizada” y que provoca que las aguas fecales “salgan a cielo abierto” y acaben en el Manzanares.

En este sentido, la alcaldesa de Getafe anunció el pasado día 14 una inversión de 1,5 millones de euros en la construcción de dos estaciones elevadoras de aguas residuales en Perales del Río.

Entre tanto, los vertidos siguen afectando al Parque Regional del Sureste, una zona especialmente protegida por su valor medioambiental.

El líder de Impulsa Getafe ha insistido en denunciar “el problema de salud pública” y “los inconvenientes” que esta situación genera a los vecinos, con “plagas de mosquitos y malos olores”.

El equipo de Gobierno ha rehusado comentar el caso.