División en el PP de Pozuelo provocada por su gestora regional

División en el PP de Pozuelo provocada por su gestora regional

El Partido Popular de Pozuelo de Alarcón está viendo cómo se agrava la brecha de su división interna por el enfrentamiento político que existe entre la agrupación local dirigida por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y el grupo municipal liderado por la alcaldesa de la localidad, Susana Pérez Quislant, apoyada por la gestora regional del PP y por la ex concejala de Obras y Contratación en la época Gürtel de Jesús Sepúlveda, Yolanda Estrada.

La caída de Cristina Cifuentes representó un golpe para el PP de Pozuelo, que ha sufrido dos intentos de poner una gestora al frente para desbancar a Ruiz Escudero como presidente local, según aseguran a EFE fuentes próximas a la agrupación popular en Pozuelo.

El último intento se produjo a finales de verano y, según las mismas fuentes, fue frenado por la dirección nacional, por el propio presidente del partido, Pablo Casado, que desconocía los movimientos ejercidos por la formación territorial, liderada por Juan Carlos Vera. Se da además la circunstancia de que su novia, Yolanda Estrada, es la principal oponente de Ruiz Escudero en el PP de Pozuelo.

Pozuelo de Alarcón tiene la renta anual por habitante más alta de España y el Ayuntamiento lleva gobernado desde 1983 por los populares, que, a pesar de ser uno de los epicentros de la trama Gürtel, consiguieron retener la mayoría absoluta en el año 2015 con la ahora presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, como candidata a la Alcaldía.

Adrados venció en las elecciones, pero su traslado al Parlamento de Vallecas hizo que la segunda en la lista, Susana Pérez Quislant, ascendiera al poder y se convirtiera en alcaldesa tras haber estado cuatro años en la localidad como concejal de Urbanismo.

"Pérez Quislant y Adrados acabaron fatal, ni se hablan", explican las mismas fuentes del PP local, que apuntan el "estado insostenible" que existe en partido en Pozuelo. Es destacable además el difícil carácter de la alcaldesa Quislant, quien ha protagonizado varios encontronazos con sus asesores más íntimos - cinco jefes de gabinete se han marchado de su lado en esta legislatura - y tampoco se habla con Ruiz Escudero.

La historia de este múltiple desencuentro es todo un guión de thriller.

Los problemas derivan de las primarias que se realizaron en 2017 en las que la expresidenta Cifuentes pidió a Ruiz Escudero que se presentara a liderar el partido en la localidad.

Pérez Quislant no se presentó a ese proceso, obediente al partido regional, en el que venció el consejero de Sanidad a Yolanda Estrada por 206 votos frente a los 107 de su rival.

Posteriormente, la salida de Cifuentes dejó en una situación de debilidad a Ruiz Escudero.

"Desde el grupo municipal del PP, boicotean las mesas de los afiliados; no van casi concejales, salvo tres. Es un desgaste permanente el que sufrimos", sostienen fuentes del PP de Pozuelo.

Esta "campaña" consiguió que Ruiz Escudero no consiguiera su plaza como compromisario en el congreso nacional en el que Casado fue aupado a la presidencia del PP.

La principal oposición interna de Ruiz Escudero en el PP de Pozuelo es de la omnipresente Yolanda Estrada, que según afirman algunos afiliados de la formación local, se escuda en el cargo en el PP regional  de su pareja para seguir presente en la vida política pozuelera e intentar desplazar a Ruiz Escudero con los argumentos de que no tiene apoyo real.

Otros afirman que Ruiz Escudero lleva "meses sin contar con la alcaldesa" para los diferentes actos de la formación. Sin embargo han reconocido que la alcaldesa Pérez Quislant lleva tiempo buscando excusas para no asistir a los actos y comités ejecutivos que convoca el consejero de Sanidad y presidente del partido.

La confrontación entre Pérez Quislant y Ruiz Escudero ha subido un grado desde el pasado martes en la copa de Navidad del partido, a la que no asistió la regidora para acudir a la entrega de un concurso de escaparatismo de la localidad.

Fuentes cercanas al grupo municipal el PP dicen que la alcaldesa ha sentido una “pena terrible” por no haber podido asistir a esta copa de Navidad "tan importante" con "toda la pena de su corazón", lo que suena a guasa e ironía más que a disculpa.

La celebración sí que contó con Estrada -unos minutos, pues se marchó antes de que acabara para acudir con Juan Carlos Vera a la cena navideña que Antonio González Terol había convocado para los afiliados del PP de Boadilla. Cena en la que también estuvo presente el secretario general del PP de Pozuelo, Pablo Gil, quien curiosamente no hizo ni siquiera acto de presencia en el acto de su partido en Pozuelo.