Gómez pide la dimisión de Echeverría por mantener la sanción a Maru Menéndez

Gómez pide la dimisión de Echeverría por mantener la sanción a Maru Menéndez

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha pedido este martes en la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid la dimisión del presidente de la cámara, Ignacio Echeverría, por la expulsión de la diputada Maru Menéndez del último pleno, al considerar que esta actuación es "absolutamente parcial".

El presidente del PSM y vicepresidente segundo de la Asamblea, Juan Barranco, ha anunciado esta petición -registrada en una carta a Echeverría fechada el pasado día 10- y ha avanzado que su grupo acudirá a los tribunales en amparo de la libertad de expresión de la diputada.

El presidente de la Asamblea comunicó hoy a los portavoces de los grupos su decisión de mantener la sanción a Menéndez, que podría suponer la suspensión de los derechos y deberes de la parlamentaria socialista por el plazo de un mes, aunque esta todavía no ha sido comunicada oficialmente.

La sanción a la diputada del PSM se debe a que, durante un debate sobre la sanidad madrileña en el pleno del pasado 9 de mayo, Menéndez llamó "corrupto" al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, lo que motivó su expulsión y una bronca que finalizó con el abandono del hemiciclo de los diputados de su grupo y de IU.

En la Junta de Portavoces, IU ha reclamado a Echeverría que reconsidere la situación y retire la sanción a Menéndez, o que en su defecto sancione también a González por su respuesta; mientras que UPyD ha considerado que la sanción es "excesiva" y la autoridad de Echeverría está "muy tocada", por lo que debería plantearse la "posibilidad de dimitir".

Por su parte, el Partido Popular  ha instado a Echeverría a que siga aplicando el reglamento y ha acusado al PSM de tener una "estrategia" de "trincheras" después de que Menéndez calificase "sin pelos en la lengua" de "corrupto" al presidente de la Comunidad, lo que es en su opinión "ir demasiado lejos".

Tras escuchar la lectura del escrito en el que el grupo socialista reclamaba su dimisión, Echeverría ha dado lectura a su vez en la Junta de Portavoces a una contestación en la que ha defendido que su actuación en la expulsión de Barranco ha sido "conforme al reglamento", así como la "generosidad" y "flexibilidad" en la distribución de tiempos entre los grupos.

Echeverría ha destacado que en "muchas" anteriores ocasiones ha "tolerado" una intensidad elevada del debate, pero ha agregado que la "imputación de calumnias" a un miembro de la cámara no está amparada "por el calor del debate".

El presidente de la Asamblea ha argumentado que las afirmaciones de "extrema gravedad" de Menéndez no están amparadas por ninguna sentencia judicial, por lo que sigue intacto el derecho a la presunción de inocencia y se convierten "en calumnia de forma automática".

La secretaría general de la Asamblea notificará a Menéndez y al grupo del PSM la sanción a la diputada, aunque esta ya es efectiva en el momento mismo de su comunicación.

El presidente del PSM se ha preguntado si la sanción a Menéndez afectará al acta de senador que ostenta la diputada del PSM, lo podría suponer la modificación de la aritmética de representación ciudadana en dos cámaras.

Barranco ha indicado que, aunque varios diputados han pedido el mismo castigo para Ignacio González -IU e UPyD-, el PSM entiende que no se debe castigar a nadie, puesto que lo ocurrido entra dentro del "juego" y del "acaloramiento parlamentario".

El portavoz de Izquierda Unida, Gregorio Gordo, ha considerado que la prolongada sesión de la Junta de Portavoces de hoy ha sido la segunda parte del "serial" del jueves pasado y a señalado que su grupo ha abandonado la Junta de Portavoces antes de su finalización porque ha sido un "circo de tres pistas" en el que Izquierda Unida "no va a poner nada".

Además, ha agregado que la "arbitrariedad" del presidente de la Asamblea empezó con la diputada de IU Sánchez Melero, y no con Menéndez.

Finalmente, el portavoz del grupo parlamentario del PP, Iñigo Hneríquez de Luna, ha considerado que Menéndez ha perdido una ocasión de "pedir disculpas" y ha recordado a los grupos que González no llamó corrupta a la diputada en respuesta a sus afirmaciones, sino que le dijo que ampararse en la inviolabilidad parlamentaria para realizar esos ataques sí que era una forma de corrupción.