Escudero apuesta por la ley regional de muerte digna y rechaza la de eutanasia

Escudero apuesta por la ley regional de muerte digna y rechaza la de eutanasia

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero (PP), ha apostado por la ley de muerte digna que actualmente regula el tratamiento médico en casos terminales en la región, y no por la ley de eutanasia que ha iniciado su andadura este martes en el Congreso de los Diputados.

"Cuando uno está en esa situación (terminal), y está en ausencia de dolor, las decisiones se toman de otra manera", ha declarado a los medios Ruiz Escudero tras la presentación de los datos de la Unidad de Supervivientes de Cáncer Infantil del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid.

No obstante, el consejero ha dicho que la Comunidad de Madrid irá viendo "cuál es la evolución" que va a seguir la que sería la primera ley de eutanasia en España, pero ha recalcado que la misión de la Administración madrileña es "seguir con esa red de cuidados paliativos para dar cobertura a todos los pacientes que lo necesiten sea cual sea su situación".

Al respecto, ha recordado que la región cuenta con una ley de muerte digna que se aprobó por unanimidad en marzo de 2017 en la Asamblea de Madrid, y que "evalúa el proceso de morir dignamente" y hace, a su juicio, una apuesta más decidida por lo que tiene que hacer la sanidad madrileña en el momento en el que acaba el tratamiento curativo.

"Lo que tenemos que hacer es dar todo ese apoyo en el proceso de cuidados paliativos", ha insistido el consejero, que cree que esta red tiene que ser "muy potente" para que los pacientes en esa fase "no tengan dolor".

La primera ley de eutanasia que puede tener España ha pasado este martes el primer filtro parlamentario con el apoyo de los grupos del Congreso, salvo el PP y Vox, que han acusado al PSOE de querer ahorrar al sistema el coste de la atención a personas mayores y enfermos crónicos legalizando esta práctica.

El pleno del Congreso aprobó, por 201 votos a favor, 140 en contra y dos abstenciones (el diputado de Teruel Existe Tomás Guitarte y el de ERC Joan Capdevila), la toma en consideración de la proposición de ley socialista al igual que ya ocurriera con las dos anteriores que ha presentado este grupo en menos de dos años, que no salieron finalmente adelante por la disolución de las Cortes.