fbpx

El TSJM mantiene las costas al PP por acusar "con temeridad" a Sánchez Mato y Mayer en el caso Open de Tenis

El TSJM mantiene las costas al PP por acusar

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha acordado en una sentencia mantener la condena en costas al Partido Popular por acusar "con temeridad" en el caso Open de tenis aunque retira que lo hiciera por "mala fe".





Así consta en una sentencia en la que los magistrados estiman de forma parcial el recurso interpuesto por el Grupo Popular contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que absolvió a los acusados y condenó al PP en costas.

Ahora, los magistrados precisan que no se entiende por acreditado que actuaran de "mala fe", dado que no se percibe ninguna "conducta obstruccionista, perturbadora o que supusiera una vulneración de la buena fe procesal".

La sentencia de instancia absolvió a los exconcejales Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, así como a la exconsejera delegada de Madrid Destino Ana Varela de los delitos de malversación y prevaricación de los que habían sido acusados por el PP en relación al caso Open de Tenis.

Los magistrados afirmaban de forma contundente que "no se ha probado que los acusados, en el ejercicio de sus competencias y responsabilidades, tuvieran otra intención que proteger y salvaguardar los intereses y las arcas municipales".

Además, se condenaba en costas al Grupo Municipal del Partido Popular por acusar "con temeridad y mala fe". En el juicio, los exediles manifestaron que la acusación buscaba "dañar personal y políticamente" a los "contrincantes políticos" del PP en el Ayuntamiento de Madrid.

El procedimiento tiene su origen en una querella interpuesta en el mandato pasado por el Grupo Municipal Popular y la asociación Transparencia y Justicia contra los tres exresponsables municipales por presuntamente encargar "a dedo" y "sin publicidad" a dos equipos de abogados informes externos para investigar y estudiar la gestión y posibles irregularidades del Open de Tenis durante el Gobierno de Gallardón.

La acusación particular que representa al PP solicitaba 5 años de cárcel para los acusados y reclamaba 24 años de inhabilitación especial para Empleo o cargo público. La Fiscalía de Madrid no apreciaba delito en su actuación. Transparencia y Justicia no formuló escrito de acusación.

Los magistrados consideraban acreditado que el Grupo Popular del Consistorio "sin ninguna duda actuó con temeridad y mala fe" manteniendo, por ejemplo, "la acusación contra Celia Mayer sin ninguna concreción acusatoria" y con el conocimiento de que "durante el tiempo en que se produjeron los hechos objeto de acusación ésta se encontraba en situación de licencia entre el mes de octubre de 2016 y el mes de febrero de 2017".