fbpx

Vuelve la torrija, postre estrella de la Semana Santa

Vuelve la torrija, postre estrella de la Semana Santa

Degustada por los romanos (en una versión similar) y asociada al aprovechamiento del pan cuando no está permitida la carne, la torrija es uno de los postres más tradicionales de la gastronomía española, y se convierte en Cuaresma y Semana Santa en el producto estrella de las pastelerías.

"Este año esperamos una gran campaña para las torrijas, con la pandemia prácticamente superada hemos tenido que aumentar los recursos de producción para los posibles incrementos en la demanda", ha declarado el representante de la pastelería La Mallorquina en Madrid.

Por la lenta elaboración del pan especial que requiere este postre, reposado durante doce horas, es importante para estas pastelerías "prever el número de unidades con mucha más antelación que resto de productos como las pastas o los pestiños".

No solo en España se consumen torrijas, otros países europeos como Francia, Alemania o Países Bajos cuentan con este postre en su gastronomía nacional, aunque con pequeñas diferencias de la receta tradicional española.

La primera aparición documentada de la torrija aparece durante los siglos IV y V, cuando el gastrónomo romano Marco Gavio Apicio reflejó en su obra un producto muy parecido, a pesar de prescindir del huevo como ingrediente y ser sumergida solamente en leche.

Antes de convertirse en un popular producto de las tabernas madrileñas de Madrid en el siglo XX, los expertos creen que su asociación a la Semana Santa se debe al aprovechamiento de pan sobrante en una época donde no se permitía comer carne.

Según cálculos de la Asociación de Empresarios Artesanos de Pastelería de Madrid, el pasado año se consumieron 4,5 millones de torrijas solamente en las pastelerías de la Comunidad de Madrid, locales que ya preparan su entrada a esta semana de festividad.