Cibeles expresa apoyo al pueblo cubano y condena la "tiranía castrista"

Cibeles expresa apoyo al pueblo cubano y condena la "tiranía castrista"

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este miércoles una iniciativa de Vox en la que ha expresado el "total e incondicional apoyo" de la capital al pueblo cubano "en sus reivindicaciones de libertad", así como su "más firme rechazo a la tiranía comunista, castrista y totalitarista que oprime a la isla".

Junto a la proposición de Vox que recogía esta declaración, se ha aprobado (en ambos casos con los votos del PP, Cs y Vox) una segunda iniciativa, de Cs, que entre otras cuestiones solicita al Gobierno español "que refuerce su exigencia de avances democráticos en Cuba por todos los cauces diplomáticos existentes".

Los tres partidos han centrado sus intervenciones en reclamar a los dos grupos de la izquierda que abandonen la "hipocresía" y tachen explícitamente de "dictadura" al régimen cubano en un momento en que según ha dicho el portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, "miles de exiliados cubanos en nuestra capital, en nuestra región y en el mundo entero piden ayuda a gritos".

El pasado 11 de julio, miles de cubanos salieron a las calles al grito de "libertad" y para protestar por la situación económica y sanitaria que vive la isla, unas reivindicaciones sin precedentes desde 1994, cuando las manifestaciones desafiaron al gobierno durante la profunda crisis económica que azotó a la isla en el llamado "periodo especial", tras la caída de la Unión Soviética.

Las protestas fueron rechazadas por el Gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel con cientos de detenciones y un apagón informativo.

Cuba, ha declarado Ortega Smith, es "un pueblo sojuzgado que reclama libertad" después de seis décadas de "hambre, miseria, totalitarismo, vulneración de derechos fundamentales y represión política".

La vicealcaldesa de la ciudad, Begoña Villacís, ha añadido que Cuba es "una de las peores dictaduras que existen", y ha lamentado que España no tenga "una posición clara diciendo ante todo el mundo que lo que ocurre en Cuba es una dictadura".

"Tenemos un deber con Cuba", ha aseverado Villacís, quien ha invitado a los cubanos a que vengan a Madrid a expresar "lo que no pueden expresar en su país" y ha señalado a los grupos de la izquierda que, si admiten la "represión" en la isla, reconocen implícitamente que es una dictadura, pues es en estos regímenes "donde se produce la represión".

Por parte del PP, el concejal José Fernández ha recriminado a la izquierda que "sólo se enfrentan a los dictadores cuando están muertos", y ha afirmado que el "silencio" y las "palabras vacías" del Gobierno de Pedro Sánchez lo hacen "cómplice de lo que está ocurriendo en Cuba".

La edil socialista Mar Espinar ha replicado que el Gobierno ha solicitado "que las autoridades cubanas escuchen a su pueblo" y "respeten el derecho fundamental de manifestación", además de haber condenado la "represión" y las "detenciones arbitrarias".

"¿Qué más quieren, una huelga de hambre? Empiece usted, y yo le sigo", ha espetado a Ortega Smith, al tiempo que ha recordado que "esto no es la Asamblea de la ONU" y ha criticado la "frivolidad" de Villacís.

Por último, el concejal de Más Madrid Jorge García Castaño ha apuntado que "la soberanía y la independencia de Cuba es una cuestión previa a cualquier debate", y ha agregado que afirmar que el país "merece un Gobierno democrático y pluralista" no quiere decir "que no queramos tener las mejores relaciones con Cuba o con otros países que no son democráticos".

Activistas de la isla han documentado más de 500 detenidos desde las protestas del 11 de julio en Cuba, entre ellos varios menores de edad, mientras organizaciones religiosas asisten a familiares de los arrestados y salen a la luz duros testimonios de personas liberadas los pasados días.

Durante y después de las protestas del 11-J, que incluyeron desde manifestaciones pacíficas hasta enfrentamientos con la Policía y saqueos en algunas localidades, se produjo una ola de detenciones de los participantes y supuestos instigadores, entre ellos ciudadanos anónimos, artistas, activistas opositores y periodistas independientes.