De ruta por los casinos de Madrid

De ruta por los casinos de Madrid

Madrid, como capital de España y una de las ciudades de referencia a nivel de Europa, ofrece un atractivo repertorio de propuestas de ocio, cultura y gastronomía. Y otras muchas más, por supuesto.

Nos centramos, no obstantes, en estas tres opciones de entretenimiento porque todas ellas confluyen en sitios conocidos como casinos, incluyendo esos casinos sin depósito para aquellos jugadores que decidan disfrutar de estas tres alternativas de ocio durante su visita a la ciudad de Madrid.  

La ciudad de Madrid no es Las Vegas, ni tampoco cuenta con el glamour de ciudades como Montecarlo, siempre y cuando estemos refiriéndonos a un ámbito como el sector de los juegos de azar. Hay mucha distancia, pero Madrid cuenta con un buen número de casinos en donde disfrutar de este tiempo de ocio jugándose unos euros (siempre con moderación) a alguna de los juegos de ocio. Pero hay más. En estos casinos de Madrid también se pueden asistir a torneos de profesionales, saborear una notable gastronomía e incluso acudir a otros eventos culturales, como un concierto, una exposición u otro tipo de acontecimientos que se celebran en estos sitios. No todo es juego de azar en los casinos de Madrid.  

La lista de los casinos, en donde disfrutar de esta atractiva propuesta de entretenimiento, incluye a los siguientes sitios: Casino Gran Madrid, Gran Casino de Aranjuez, Casino Gran Vía, Casino Gran Madrid Colón y Bingo Canoe. La oferta, sin ser al nivel de otros núcleos de referencia de los juegos de azar, no tiene nada que envidiar a otras capitales europeas o de fuera del continente. Asimismo, no crean que estos casinos son modernos; ni mucho menos son de reciente creación, el interés por los juegos de azar en España no es ninguna novedad.  

Tanto los madrileños, como aquellos turistas que deciden visitar la ciudad de Madrid, siempre han manifestado su atracción por visitar alguno de estos casinos, bien por temas relacionados con los juegos de azar o porque deciden dejarse seducir por la gastronomía o asistir a algún encuentro cultura. De acuerdo a los libros de historia, el primer casino que abrió sus puertas en Madrid fue en los años ochenta, aunque, el edificio en sí, en la mayoría de los casos, cuenta con una extensa historia de acontecimientos.  

El actual edificio donde se ubica el Casino de Madrid, por ejemplo, fue inaugurado en 1836. Hasta que no albergó el Casino de Madrid, este edificio histórico, situado en pleno centro de la ciudad, fue testigo de muchos grandes acontecimientos, especialmente de carácter social y cultural, al alberga encuentros de la clase alta de la sociedad, los cuáles charlaban y debatían sobre los temas más actuales del momento. Hay que considerar que los juegos de azar no siempre estuvieron legalizados en España.  

Bajo esta misma lectura se explica parte de la historia del Casino de Madrid, que terminó de edificarse en 1910, una época en la que los juegos de azar se iban extendiendo por toda Europa, después de cosechar un considerable éxito en Estados Unidos. Quizá, en esta década del siglo pasado, se fueron plantando las semillas del actual desarrollo y popularidad de los casinos, de acuerdo a cómo entendemos el significado del término casino y del funcionamiento de los mismos. A España, el casino, tal y como lo conocemos, no empezó su andadura de forma más seria hasta los años ochenta. Y Madrid, como el resto de ciudades españolas, no fue una excepción.  

Actualmente, no sólo en Madrid, sino en otras ciudades hay casinos de referencia. Y, además, como sucede con el Casino de Madrid, estos sitios han evolucionado, albergando tiendas, restaurantes y hasta hoteles, aunque esto último no es el caso de ninguno de los existentes en Madrid. Lo que sí fue cambiando, evolucionando, fue la normativa de acceso a estos edificios. De ser sitios de acceso únicamente para la alta sociedad a poder acceder cualquier ciudadano, siempre y cuando se cumpliera el protocolo del casino. Ya saben, aquello de ir bien vestido.  

Desde Torrelodones a Aranjuez 

Madrid cuenta con diferentes salas y espacios dedicados a los juegos de azar, pero, en las siguientes líneas, nos centraremos en aquellos que cuentan con una mayor historia. El Casino Gran Madrid es uno de los casinos más clásicos, aunque, curiosamente, no está en Madrid capital, sino que se encuentra ubicado en el término municipal de Torrelodones. Además de albergar espacio para diferentes juegos de azar y partidas de torneos de póker, ofrece la opción incluso de realizar conciertos y cuenta con una oferta gastronómica a un buen precio. El acceso, además, ya no es tan restrictivo a la hora de acceder, ya que, según qué tipo de eventos, se permite acceder con una manera casual en la vestimenta.  

El Gran Casino de Aranjuez también es otro sitio de referencia y también se encuentra ubicado fuera del término de la capital de Madrid, estando en el municipio de Aranjuez. Después de echarse unas partidas, el jugador de casino puede dejarse seducir por la historia de esta localidad, la cual ofrece la opción de visitar el Palacio Real, degustar los fresones y viajar en el tren de la fresa, y la Feria de abril de la localidad. Y, por supuesto, dejarse caer por sus callejuelas dando un paseo por un municipio de una gran belleza. No obstante, el Gran Casino de Aranjuez no es de grandes dimensiones, por lo que únicamente está centrado en los juegos de azar, con lo que no ofrece una gastronomía, pero ésta puede degustarse en el mismo Aranjuez.  

De vuelta a Madrid, en la capital, podemos encontrar el Casino Gran Vía, siendo el casino más céntrico de todos los existentes en la capital. Entre partida y partida, es

obligado recrearse mirando la construcción del edificio. Histórico. Otra opción es el Casino Gran Madrid Colón, y que está situado al lado de la Plaza de Colón, en las cercanías del Paseo de Recoletos. Es un casino de dimensiones amplias y en donde se puede cenar de manera exquisita. En las cercanías del Santiago Bernabéu se puede visitar un casino histórico como el Bingo Canoe. A diferencia de los anteriores, este casino destaca por su ambiente juvenil, especialmente durante los fines de semana.