El Gobierno acude al control del Senado con la campaña del 4M en ebullición

El Gobierno acude al control del Senado con la campaña del 4M en ebullición

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no asiste hoy al control del Senado, pero si lo harán miembros de su Gabinete para responder a preguntas de la oposición en un momento especialmente tenso de la campaña madrileña por la polarización de posturas y las amenazas por carta a ministros y algún candidato.

El PP quiere preguntar a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y también al titular de Interior, Fernando Grande Marlaska, uno de los protagonistas de las amenazas mediante misivas con balas en su interior dirigidas a varios políticos, e inmerso en una agria polémica con los populares, que piden su cese.

Es facultad del Gobierno decidir qué ministros contestan a las preguntas de los senadores, aunque al registrarlas es frecuente que algunos concreten específicamente a quién van dirigidas, como ha hecho el PP.

Así, la secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins, quiere que Carmen Calvo le aclare cuáles son las "labores de coordinación" de su competencia, asunto que puede dar un lugar a un "cara a cara" más amplio sobre la actualidad política, muy marcada por las elecciones del 4 de mayo en Madrid.

Y también por las amenazas por carta mediante balas enviadas a Grande Marlaska, a la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y al líder de Unidas Podemos y candidato en los comicios madrileños, Pablo Iglesias, a las que ayer se sumó otro sobre con una navaja en su interior para la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Para el responsable del Ministerio del Interior el PP ha registrado una pregunta sobre la vacunación de policías y guardias civiles en Cataluña, la cual puede dar lugar a un nuevo enfrentamiento de los populares con Fernando Grande Marlaska, al que recriminan airadamente que haya dicho que su partido es "una organización criminal que ha mostrado lo peor de la política".

Sin dejar el ámbito madrileño, el PP reorienta una pregunta de la senadora autonómica Paloma Adrados, en principio para la ministra de Sanidad, Carolina Darias, sobre su estrategia anticovid.

En concreto, quiere plantearle por qué el Ejecutivo "siempre va dos meses por detrás" de las propuestas que para combatir la pandemia ha hecho el Gobierno de Madrid encabezado por Isabel Díaz Ayuso.

Sin sesión plenaria esta semana en el Congreso, el interés del debate parlamentario se centrará hoy en el Senado -donde acudirán los ministros tras la reunión del Gabinete que se celebrará en Moncloa- en un ambiente especialmente tenso por una campaña que ha saltado por los aires y que ya no tendrá más debates de candidatos.

Y aunque siga latente el "cordón sanitario" que las formaciones de izquierda quieren imponer a Vox por poner en duda las amenazas de los sobres con balas, no habrá oportunidad de que ningún ministro confronte hoy directamente con alguno de los tres senadores que este partido tiene en el Senado, al no disponer de cupo de preguntas.

Por lo demás, la lucha contra la pandemia también estará presente en el hemiciclo con una interpelación del PP sobre el "plan B" jurídico, pero también "territorial y competencial", que este partido reclama para cuando decaiga el estado de alarma el 9 de mayo.

Sin faltar tampoco su impacto en la Economía y las consecuencias en el Empleo, con el portavoz de Cs, Tomás Marcos, interesado en los fallos del SEPE, y el senador del PP, Carlos Floriano, en el retaso de las ayudas a empresas y autónomos.

Al día siguiente del 84 aniversario del bombardeo de Gernika, EH-Bildu quiere saber si este Gobierno "reconocerá de manera oficial la responsabilidad de gobierno franquista" en la masacre, mientras el portavoz de JxCAT, Josep Lluís Cleries, se dirigirá a Carmen Calvo para que evalué la falta de "democracia plena" en España.