fbpx

50 millones para Errejón

50 millones para Errejón

La inteligencia de Su Señoría Íñigo Errejón Galván, lo confieso, me deslumbra. Discípulo ideológico de Ernesto Laclau, un teórico político argentino, que falleció en Sevilla hace seis años, la carrera de Íñigo Errejón es digna de estudio.

En la empanada ideológica de Laclau-Errejón se mezclan el post-marxismo, el anticapitalismo, el marxismo libertario, las juventudes anarquistas, y un poco de kétchup universitario y algo de mostaza bolivariana.

El resultado es espectacular: logró estafar a la Universidad de Málaga cerca de 2.000 euros mensuales por unos estudios que nunca llevó a cabo, y que requerían una presencia personal, que jamás se produjo; cobró del GIS XXI, una empresa dependiente del gobierno del sanguinario Maduro, y ahora, en el más difícil todavía, ha logrado una subvención de 50 millones de euros del gobierno de Pedro Sanchez para llevar a cabo un sesudo y concienzudo estudio sobre la semana laboral de cuatro días a la semana.

Hay que reconocer que Errejón es un genio. Vamos a superar en algo menos de seis meses los 4 millones de parados; dentro de poco, de cada cinco españoles en edad de trabajar, uno/a estará en el paro. Y, entonces, llega Errejón, y se levanta 50 millones de euros para enseñarles a las decenas de miles de empleados del ministerio de Trabajo lo que tendrán que hacer para que este país, que registrará el porcentaje de paro más alto de la Unión Europea, se organice con objeto de que las escasas empresas que todavía no hayan cerrado, los escasos trabajadores todavía con Empleo, sólo trabajen cuatro días a la semana.