fbpx

La Semana de Donación de Sangre cierra con 5.500 bolsas, "una cifra importante" aunque lejos del objetivo de 7.000

La Semana de Donación de Sangre cierra con 5.500 bolsas,

El Centro de Transfusión considera que, a pesar de haber quedado lejos del objetivo marcado, "se trata de una cifra importante que hubiera sido imposible, dada la tremenda ola de calor" que se ha sufrido, "sin la organización de esta iniciativa", ha indicado el organismo en un comunicado.

En cualquier caso, desde el Centro de Transfusión se ha trasladado un mensaje de agradecimiento "a todas las personas que han acudido a donar, a pesar de las dificultades".

Una vez finalizada esta iniciativa, se sigue animando a los madrileños a acudir a donar sangre, especialmente de cara a la época veraniega, cuando las vacaciones y los desplazamientos de los madrileños fuera de su residencia. Esto supone siempre una caída importante mientras la demanda hospitalaria se mantiene estable.

El objetivo de 7.000 donaciones pretendía cubrir las 5.000 que se necesitan durante una semana para cubrir toda la demanda hospitalaria y otras 2.000 para reforzar las reservas.

En total, el pasado año se realizaron durante el pasado año 231.867 donaciones de sangre, consiguiendo así cubrir toda la demanda hospitalaria, a pesar de las restricciones que aún estaban presentes debido a la pandemia de COVID-19 y que, en parte, han continuado durante este 2022.

CADA DÍA SE NECESITAN EN LA REGIÓN 900 DONACIONES DE SANGRE

El Centro de Transfusión y la Consejería de Sanidad piden a los madrileños que acudan a hacerlo en su punto más cercano. Solo es necesario tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y estar bien de salud.

Cada día se necesitan en la región 900 donaciones de sangre. Este bien tan preciado no se puede fabricar y sus componentes tienen un período de viabilidad muy corto en el caso de las plaquetas.

Estas son muy necesarias, por ejemplo, en el tratamiento de enfermos oncológicos, y sólo se pueden conservar cinco días. Ello impide que se pueda mantener un gran stock y que, por tanto, sea necesaria la entrada permanente de sangre para producirlas.

Dependiendo de la patología del paciente se le transfunden uno o más componentes sanguíneos, hematíes, plasma y plaquetas, por lo que una sola acción puede ayudar a mejorar o salvar la vida de tres pacientes.