Disminuyen los delitos de odio en la Comunidad, con una caída del 33% en los relacionados con sexo y género

Disminuyen los delitos de odio en la Comunidad, con una caída del 33% en los relacionados con sexo y género

Los delitos de odio en la Comunidad de Madrid han disminuido de manera generalizada en el último año 2020, marcado por la pandemia de la COVID-19, con un descenso del 12,5% en el número de denuncias respecto al año anterior y una caída del 33,3% por razón de sexo y género.

Según datos del Informe sobre incidentes relacionados con delitos de Odio publicado por el Ministerio del Interior, en el pasado año se contabilizaron en la región un total de 258 denuncias por delitos de odio, un 12,8% menos que en 2019, que cerró con 225.

De ellas, la mayoría correspondieron a delitos relacionados con el racismo y la xenofobia (96 frente a 104 de 2019), seguido de los vinculados a razones ideológicas (47 frente a 53 del año anterior), por orientación sexual e identidad de género (40, la misma cifra que un año antes) y por razón de sexo o género (14 frente a 21 del año precedente).

Además, se contabilizaron ocho por razones de creencias religiosas, cuatro de aporofobia, dos por discriminación generacional y un caso en cada uno de los relacionados con discapacidad, enfermedad y antigitanismo. A ellos se suman once por otros hechos.

No obstante, en casi todos estos casos se ha experimentado un descenso con respecto al año precedente. Así, los mayores descensos interanuales en el número de denuncias se registran en los delitos por razón de sexo o género, que bajan un 33,3%, y en los delitos relacionados con el racismo y la xenofobia, con una caída del 7,7%.

Igualmente, en el informe también se recoge que se produjeron en la región un total de 32 detenciones por estos hechos, hubo 218 víctimas de delitos de odio y se esclarecieron 146 casos.

A NIVEL NACIONAL

A nivel nacional, los delitos de odio contra personas con discapacidad aumentaron un 69,2% en España durante 2020, seguido de los delitos de discriminación por razón de enfermedad con un aumento del 62,5%, antigitanismo que subió un 57,1% y por razón de género y sexo que aumentaron en un 48%.

Pese a que en el año 2020 la criminalidad en España disminuyó un 17,9% con respecto a 2019, estos datos están "desvirtuados" debido al confinamiento y las restricciones por la pandemia. Así lo ha confirmado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska en una rueda de prensa a los medios de comunicación.

Según los datos aportados por el Ministerio, en 2020 se registraron 1.401 denuncias por delitos de odio, frente a los 1.706 del año anterior. Interior señala que el racismo se sitúa como la primera causa de los delitos de odio con 326 denuncias registradas, por delante de la ideología con 326.

En cuanto a las denuncias interpuestas por víctimas de delitos de odio por su orientación sexual, no han variado apenas en cifra y se han mantenido altas, a pesar de la pandemia, de 278 a 277.

En el primer semestre de 2021 se han registrado 610 denuncias por delitos de odio, lo que supone un incremento de 9,3% con respecto al mismo periodo de 2019 (el ejercicio anterior a la pandemia). Estos delitos fueron, en su mayoría, por racismo y xenofobia, ideología y orientación sexual.

"Los datos confirman que desde hace años vivimos un aumento objetivo y constante de las conductas penales de odio", ha manifestado Marlaska.

Por su parte, el responsable del Área del Sistema Estadístico y Atención a Víctimas de la Dirección General de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Javier López Gutiérrez, quien ha acompañado al ministro en la rueda de prensa tras participar en la IV Reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan de Acción de Lucha contra los Delitos de Odio, ha aportado nuevos datos sobre el perfil de las víctimas y de los presuntos autores.

Según las cifras citadas por López, la mayoría de las víctimas que sufren estos delitos son hombres, 894, frente a 599 que fueron mujeres de entre 26 y 40 años.

PERFIL DEL AUTOR

Según palabras de López, son hombres quienes cometen casi la mayoría de los delitos de odio con un total de 502 detenciones. Es decir, "el 81% de los detenidos son hombres que han cometido un delito de odio por racismo, xenofobia o identidad de género", ha confirmado. En cuanto a la franja de edad de personas que cometen delitos de odio, la mayoría se sitúa también de los 26 a los 40 años.

Según una encuesta realizada por el Ministerio del Interior a 782 personas, un 89,24% de las que afirman haber sido víctimas de un delito de odio no interpuso una denuncia.

"Para nosotros es prioritario que quienes sufren un delito de odio lo denuncien. Esa es la única vía que abre el camino a la investigación policial", ha subrayado Marlaska, apoyando el trabajo de ministerio de Interior que "no va a permanacer pasivo ante estos delitos".