Madrid rehabilita e integra el Observatorio Meteorológico en El Retiro

Madrid rehabilita e integra el Observatorio Meteorológico en El Retiro

El Ayuntamiento de Madrid ha rehabilitado el Observatorio Meteorológico del parque de El Retiro, que permanecía cerrado desde hace años, y lo ha integrado en sus jardines para recuperarlo para el público.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, explica en un comunicado del Ayuntamiento que las obras realizadas a lo largo de cuatro meses y con una inversión de 670.000 euros, han puesto en valor el Reservado de El Retiro, el jardín isabelino alrededor del Castillo del Telégrafo Óptico, el Mirador de la Reina y el Baño de la Elefanta.

Además, se han acondicionado los paseos y los ámbitos de las puertas de Granada y del Niño Jesús y se ha realizado una actuación sobre el arbolado, elementos vegetales, obra civil e infraestructuras.

Los jardines, situados en la zona sureste del Retiro, tienen una superficie aproximada de 2,2 hectáreas y están delimitados por el paseo de Uruguay al norte, la prolongación de los caminos del paseo de Fernán Núñez al oeste, la linde con la cuesta del Niño Jesús al sur y la verja exterior de los jardines del Buen Retiro al este.

La principal actuación de esta rehabilitación, dice el Ayuntamiento, ha sido la recuperación del diseño original del jardín de estilo isabelino, actualmente desaparecido y diseñado en 1876 por Eugenio Garagarza.

Actualmente hay 426 árboles en esta zona, entre ellos 125 encinas, 96 castaños de indias, 36 olmos, 29 plátanos y 27 árboles del amor; y se ha proyectado la plantación de nuevos ejemplares: 41 almeces (Celtis australis); 16 árboles del amor (Cercis siliquastrum) y 17 encinas (Quercus ilex).

Los nuevos equipamientos cumplen los criterios de protección y conservación que corresponden a los Bienes de Interés Cultural (BIC), los más rigurosos de la normativa española.

Los bancos de piedra caliza labrada que se ubican en el paseo de Uruguay se han restaurado y se han instalado otros nuevos, de piedra y del modelo Juaristi, de madera con respaldo.

Las farolas, que pertenecen a los modelos Fernando VII y Villa, han sido restauradas y reubicadas, y han sido instaladas once unidades nuevas del modelo Villa.

Además, ha sido recuperado el elemento histórico conocido como el Baño de la Elefanta, un estanque con rampa que era utilizado para la limpieza de los animales de la Casa de Fieras.