El hotel Ritz de Madrid abre sus puertas tras su reforma más importante

El hotel Ritz de Madrid abre sus puertas tras su reforma más importante

El icónico Hotel Ritz de Madrid abre de nuevo sus puertas como Mandarin Oriental Ritz, tras experimentar la reforma más importante en sus 110 años de historia.

El hotel contará con 153 habitaciones, incluyendo 53 suites, espacios y salones para eventos o con la clásica cubierta de cristal original en el centro del hotel con la que contaba el Ritz originalmente y que ha sido ahora restaurada.

El nuevo diseño de las zonas comunes se ha centrado en la restauración minuciosa de los rasgos arquitectónicos interiores del hotel, incorporando una serie de valiosas piezas artísticas de la colección de la propiedad, incluyendo candelabros de cristal, pinturas clásicas y esculturas.

Desde que abrió sus puertas en 1910, el Ritz ha sido sinónimo del lujo y referente en la capital en el que se han alojado miembros de la realeza, magnates y celebridades.

El tradicional acto de corte de cinta ha tenido lugar este jueves y a la celebración han acudido, entre otros, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el nuevo director general de Mandarin Oriental Ritz Madrid, Greg Liddlell, y el CEO de Mandarin Oriental Hotel Group, James Riley.

Ayuso ha incidido en que proyectos como este hacen de la Comunidad de Madrid "la primera Economía de España" y dan muestra de que la región es abierta así como que acoge a los viajeros y los integra inmediatamente.

"Es un momento idóneo para que los ciudadanos del mundo conozcan qué significa vivir a la madrileña", ha sostenido, tras defender que en Madrid se conjuga salud y economía. A su parecer, esta reapertura simboliza el "volver a la vida" después de la pandemia.

"La reforma del Ritz nos va a permitir potenciar esa imagen de Madrid como un destino turístico de excelencia. Esto es un mensaje de Madrid al mundo: estamos vivimos, estamos aguantando la pandemia y sobre todo estamos trabajando para recuperar el futuro lo antes posible. Lo hacemos desde las instituciones pero también con la ayuda inestimable de la sociedad y las empresas", ha señalado el alcalde.

Almeida ha agradecido al Ritz que haya mantenido el Empleo a los trabajadores durante estos tres años, no dejando así "a nadie atrás", y que se haya potenciado todas las capacidades de formación para situar a este establecimiento como "uno de los grandísmos hoteles" que hay en el mundo.

Por su parte, Liddlell ha incidido en que quieren que Madrid siga siendo "uno de los destinos más atractivos del mundo", gracias a su cultura, su gastronomía, su caracter cosmopolita y por su gran capacida de acogida. "Queremos formar parte de ello. Miramos con ilusión hacia el siglo XXI que nos observa y nos está exigiendo lo mejor de nosotros mismos", ha señalado.

Para finalizar, el CEO de Mandarin Oriental Hotel Group ha trasladado que el Ritz es "una joya", un hotel "muy bueno", sobre todo por sus compañeros, los clientes y por Madrid. "Es el hotel más icónico en España y seguro que en Europa", ha indicado, al tiempo que ha augurado que habrá grandes celebraciones cuando pasen los "tiempos díficiles".

La extensa reforma del edificio, propiedad del grupo Mandarín Oriental, ha estado dirigida por el arquitecto español Rafael de La-Hoz y los diseñadores franceses Gilles y Boissier. En 2015, Mandarin Oriental y Olayan compraron el hotel a Belmond Spanish Holding y Landis Inversiones, a través de una sociedad de la que cada socio posee el 50%.

Tres años después, el hotel cerró sus puertas para acometer unas obras valoradas en 99 millones de euros. En principio, su reapertura se preveía para finales de 2019, sin embargo en septiembre de 2018 un trabajador falleció por el derrumbe de un andamio en las obras del Hotel y once más resultaron heridos, tras lo que las autoridades anunciaron la paralización de los trabajos durante tres meses para investigar el accidente.