El PP aspira a que Díaz Ayuso logre la mayoría absoluta para no depender de Vox

El PP aspira a que Díaz Ayuso logre la mayoría absoluta para no depender de Vox

El PP aspira a que Isabel Díaz Ayuso logre en solitario una mayoría absoluta en Madrid y, de necesitar a Vox, pretenden que el apoyo del partido de Santiago Abascal sea externo, sin entrar a formar parte del Gobierno y confían en que esta posición no suponga un obstáculo para formar un Ejecutivo.

El presidente del PP, Pablo Casado, tiene confianza en su candidata en Madrid y cree que sus expectativas crecerán aún más durante la campaña electoral, según apuntan fuentes de la dirección del partido.

Los 'populares' no temen el papel que pueda jugar Vox en Madrid y aspiran a que se queden fuera del Ejecutivo madrileño, sobre todo si el resultado de Ayuso es muy superior al de la previsible candidata de Vox, Rocío Monasterio, y si el PP logra en torno a 60 diputados y los de Abascal se quedan en la decena, como prevén los sondeos.

En la dirección nacional del PP están convencidos de que Vox no estará en disposición de exigir consejerías, pues si se confirma el escenario que prevén las encuestas, deberá elegir entre Ayuso o dar el Gobierno a la izquierda.

Y recuerdan que los de Santiago Abascal ya se enfrentaron a esta disyuntiva en 2019, también en Madrid, cuando Javier Ortega Smith exigió concejalías para otorgar el bastón de mando de la capital al 'popular' José Luis Martínez-Almeida.

Entonces, relatan fuentes del PP, Teodoro García Egea, número dos de Casado y negociador del pacto, no aceptó y se levantó de la mesa de negociación de madrugada habiendo perdido Madrid. A la mañana siguiente Martínez-Almeida se convirtió en alcalde sin dar cargos a Vox.

En el partido de Casado consideran que Vox sabe que el PP estaría dispuesto a reeditar lo vivido entonces y no temen que Rocío Monasterio impida que Díaz Ayuso gobierne.

Tampoco prevén que Vox encarezca su apoyo al PP durante la campaña electoral porque este mensaje podría repeler a sus propios votantes, que ante la duda votarían al Partido Popular, por ser el único con capacidad de formar gobierno, según apuntan también fuentes de este partido.

Pablo Casado llamó a unir el voto del centroderecha en la papeleta de Isabel Díaz Ayuso y cargó contra el multipartidismo, por ser origen de inestabilidad, pero no nombró ni criticó de forma abierta a Vox ni a Ciudadanos.

En el PP de Madrid hay dirigentes de calado que creen que lo mejor es que en campaña los 'populares' solo hablen de sí mismos, aunque la decisión queda en manos de la presidenta madrileña Díaz Ayuso, que también será la encargada de desvelar los nombres de su lista electoral.