Sigue grave en el hospital y con custodia policial el hombre detenido por matar a su mujer en Majadahonda

Sigue grave en el hospital y con custodia policial el hombre detenido por matar a su mujer en Majadahonda

El hombre de 61 años detenido anteanoche por matar a su mujer de un disparo en su chalé de Majadahonda y luego dispararse cuatro tiros permanece este lunes grave en el Hospital Puerta de Hierro de la localidad, han informado a Europa fuentes del centro hospitalario.

Los hechos ocurrieron pasadas las 1 de esta madrugada del domingo, cuando el 112 recibió varias llamadas de vecinos indicando que se había producido una agresión por arma de fuego a una mujer en un chalé unifamiliar situado en la calle Oeste número 3 de Majadahonda, indicó un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid.

Los primeros en llegar al lugar fueron los efectivos de la Policía Municipal de Majadahonda, que encontraron a la mujer a la puerta de casa inconsciente en parada respiratoria y completamente desnuda. Los agentes iniciaron maniobras de soporte vital básico hasta la llegada de una UVI Móvil del Summa-112, cuyos sanitarios continuaron con esas maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada por espacio de 45 minutos.

Al cabo de ese tiempo, solo pudieron confirmar el fallecimiento de esta mujer, María Alicia P., de 51 años, etnia gitana y origen portugués, que tenía un impacto por arma de fuego en el hemitórax derecho, muy cerca del hombro.

Los sanitarios tuvieron que atender también a un hombre de 61 años, J.A.F., que presentaba varias heridas autoinflingidas por arma de fuego en hemitórax y en cuello. Se encontraba consciente pero lo sedaron porque las lesiones eran de carácter grave. Lo llevaron entubado en ambulancia al Hospital Puerta de Hierro, donde permanecía esta tarde grave, pero su vida no corre peligro.

Asimismo, los sanitarios asistieron a una joven de alrededor unos 22 años, que ha sido identificada como la hija de ambos y que presentaba una crisis de ansiedad y también una herida leve por arma de fuego en una pierna. Por todo ello, fue también trasladada al Hospital Puerta de Hierro para observación. Ayer recibió el alta.

INVESTIGACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

El Grupo de Homicidios de la Guardia Civil, con apoyo del Laboratorio, se encuentra investigando lo sucedido y ya han acudido al lugar de los hechos para realizar una inspección ocular y recabar pruebas. La pareja, que tenía cinco hijos en común, se dedicaba a la recopilación y venta chatarra. Habían protagonizado algunas discusiones previas, según los vecinos, pero no de la agresividad de anoche.

Los agentes mantienen custodiado en el hospital al presunto autor del disparo, que no tenía licencia de armas. No tenía denuncias previas y en la actualidad no contaba con ninguna orden de alejamiento ni se encontraba protegida por sistema Viogén. No obstante, los servicios municipales sí conocían que la fallecida sufría malos tratos pero no quiso nunca presentar denuncia ni facilitar datos de identificación del autor.

Según las primeras investigaciones sobre el suceso, tras una discusión entre la pareja, el hombre cogió una carabina del calibre 22 y ha disparado a la mujer, que murió desangrada. Avisado el 112, el presunto asesino se atrincheró en su casa, por lo que hasta el lugar se desplazó la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil. Cuando llegaron los agentes, el hombre se disparó en varias ocasiones en el cuello y en el torso, pero ningún tiro fue mortal.