fbpx

Competencia ve "condiciones excesivas" en el sistema de libros de texto

Competencia ve "condiciones excesivas" en el sistema de libros de texto

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) observa "algunas limitaciones a la competencia efectiva" y "condiciones excesivas" en los pliegos de contratación del Acuerdo Marco (AM) para el suministro de libros de texto a los centros docentes públicos de la Comunidad de Madrid.

Este organismo ha emitido un informe como respuesta a una consulta realizada por el Defensor del Pueblo sobre la Ley 7/2017 de Gratuidad de los Libros de Texto y el Material Curricular de la Comunidad de Madrid.

La duración del Acuerdo Marco -que es consecuencia de Ley de Gratuidad de los Libros de Texto-, la limitación de descuentos y las exigencias de personal resultan "condiciones excesivas", según el análisis de la CNMC.

En los centros públicos de la Comunidad de Madrid, los libros de texto en papel de la educación Primaria y Secundaria Obligatoria, son gratuitos y adquiridos por los propios centros educativos, a través de un sistema de préstamo y reutilización.

El sistema cuenta con dos fases: una de selección de las empresas suministradoras de los libros de texto a través del correspondiente Acuerdo Marco, y otra de adquisición de los libros de texto por los centros educativos mediante contratos con las empresas preseleccionadas en el Acuerdo Marco.

El valor estimado del Acuerdo Marco, con una duración de cuatro años, es de 125,5 millones de euros, se divide en veintisiete lotes distribuidos por zonas geográficas y se prevé una lista de precios unitarios máximos por libro, asignatura y curso, con IVA incluido. Más allá de ese precio no será tenida en cuenta ninguna oferta.

El Defensor del Pueblo se cuestiona si el Acuerdo Marco podría generar estructuras oligopolísticas a favor de las empresas con mayor capacidad económica y excluiría a las pequeñas empresas por no poder presentar ofertas.

La consulta del Defensor del Pueblo se basa en una queja de la plataforma "Salvad las pequeñas librerías de Madrid" que se centra en el hecho de que los precios de referencia máximos son equivalentes o inferiores a los de una librería de proximidad.

Además, según las pequeñas librerías, el Acuerdo Marco valora más aquellas propuestas que apliquen descuentos sobre esos precios mínimos de referencia y obliga a las librerías a contratar personal adicional por cada lote al que se opte, lo que, de acuerdo con la plataforma, favorece a las grandes empresas.

La CNMC indica que no fue consultada por la Comunidad de Madrid acerca de los pliegos y contesta exclusivamente a la queja del Defensor del Pueblo.

Este organismo recuerda su postura sobre las distintas modalidades de contratación centralizada, que posibilitan la eficiencia y el ahorro presupuestario.

No obstante, advierte que toda contratación debe realizarse teniendo en cuenta la garantía de la competencia efectiva, facilitando la libertad de acceso a la licitación, evitando la discriminación entre operadores y minimizando el riesgo de reducir el número de operadores.

Dada la novedad del formato del Acuerdo Marco, la CNMC considera que debería realizarse un estudio de mercado que justifique la selección de precios máximos.

El Acuerdo Marco tiene una duración de cuatro años, lo que supone un cierre de mercado por esa duración, según la CNMC, que recuerda que "los límites máximos previstos en la Ley de Contratos del Sector Público son topes que no conviene apurar, ya que se resta agilidad y competencia al proceso de compra".

El umbral máximo de descuento -fijado en hasta un 15 por ciento- podría facilitar la colusión, tácita o expresa, en el sector de libros de texto sobre el que existe una investigación en curso por parte de la CNMC.

Los pliegos establecen el mínimo del personal que la empresa debe asegurar para ser solvente técnicamente, una exigencia que "va en contra del principio de libertad de auto organización de las empresas y perjudica especialmente a las librerías de pequeño o mediano tamaño, con menor disponibilidad de plantilla", detalla este organismo.

Mientras mayor sea la empresa, a más lotes podrá presentarse y más contratos basados podrá adjudicarse, con lo que logrará tener más centros educativos a los que suministrar, por lo que la CNMC recomienda eliminar este requisito.