Rivas derriba una infravivienda con "graves deficiencias" en la Cañada Real

Rivas derriba una infravivienda con "graves deficiencias" en la Cañada Real

El Ayuntamiento de Rivas derribó este miércoles una infravivienda en una zona no urbanizable de la Cañada Real que estaba siendo rehabilitada para su ocupación, que presentaba "graves deficiencias" en su estructura y suponía "peligro para las personas".

La actuación ha sido llevada a cabo con medios propios del Consistorio y personal municipal de mantenimiento, dando cumplimiento al plan regional por la Cañada Real y tratando de "frenar el crecimiento de focos de exclusión y marginalidad", explicado el Consistorio.

La construcción era un cobertizo levantado en terreno no urbanizable, en un espacio que "no aseguraba las condiciones mínimas de habitabilidad ni seguridad", y que infringía las normas básicas de salubridad y calidad ambiental.

Su presencia fue detectada el pasado fin de semana, mientras que el lunes la Policía Local emitió el acta de infracción, y este miércoles se puso en marcha el procedimiento de "demolición exprés", han añadido.

Rivas ha asegurado que está trabajando para "actuar con celeridad y contundencia" ante "cualquier conato de nueva construcción" en la Cañada Real, y han subrayado que el Consistorio se ha "implicado" en garantizar que la Cañada Real desaparezca "como núcleo de marginalidad e infravivienda".