fbpx

España tira miles de kilos de comida a la basura

España tira miles de kilos de comida a la basura

Los españoles desperdiciamos en total 1.201,92 millones de kilos de comida al año

En España, el desperdicio de alimentos es una realidad preocupante que afecta tanto a nivel económico como ambiental. Según datos recientes, en el año 2022 se desperdiciaron 1.201,92 millones de kilos de alimentos, una cifra ligeramente inferior al año anterior. Este problema no solo representa una pérdida económica significativa, sino que también tiene un impacto negativo en el medio ambiente, contribuyendo al cambio climático y al agotamiento de recursos naturales.


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




La mayor parte del desperdicio alimentario en España ocurre en los hogares. En 2022, los españoles desperdiciaron más de de 1.201,92 millones de kilos o litros de alimentos y bebidas. Esto representa una disminución del 6,2% en comparación con el año anterior, lo cual indica una tendencia positiva hacia un mejor aprovechamiento de los alimentos. Sin embargo, aún queda mucho por hacer para reducir estas cifras, España sigue siendo uno de los países de la Unión Europea que peor gestiona sus propios alimentos.

231205 foto uno

El desperdicio alimentario no se limita a los hogares; también ocurre en el lugar de trabajo y en la calle. A pesar de un mayor consumo fuera de casa, se ha observado una reducción en el volumen de alimentos desperdiciados fuera de los hogares. Esto sugiere que los españoles están comenzando a gestionar mejor lo que comen fuera de casa.

Entre los factores que contribuyen al desperdicio alimentario en España, se encuentran los hábitos de consumo y la falta de planificación. Muchas veces, se compran más alimentos de los necesarios o se cocinan porciones excesivas que terminan en la basura. Además, la falta de conciencia sobre el valor de los alimentos y el impacto ambiental del desperdicio son aspectos que requieren atención.

Impacto Ambiental

El desperdicio de alimentos tiene un impacto ambiental considerable. La producción de alimentos que no se consumen requiere el uso de recursos como agua, tierra y energía, y genera emisiones de gases de efecto invernadero. Al reducir el desperdicio, se podría disminuir la huella ecológica y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Para combatir el desperdicio alimentario, es esencial adoptar estrategias de reducción tanto a nivel individual como colectivo. Esto incluye mejorar la planificación de las compras, cocinar porciones adecuadas, aprovechar las sobras y educar a la población sobre la importancia de reducir el desperdicio. Asimismo, es importante fomentar políticas públicas que promuevan la sostenibilidad y el aprovechamiento de los alimentos.

El desperdicio alimentario en España es un desafío que requiere la acción conjunta de todos los sectores de la sociedad. A través de la concienciación, la educación y la adopción de prácticas sostenibles, es posible reducir significativamente la cantidad de comida que se desperdicia y, con ello, contribuir a un futuro más sostenible para el país y el planeta.

231205 foto dos

Otros países peor que España

Los estados que más desperdician alimentos y bebidas varían en función de varios factores, incluyendo la población total y el desperdicio per cápita. Según el Índice de Desperdicio de Alimentos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), aquí hay algunos de los países con mayor desperdicio de alimentos:

China es el país que más comida desperdicia debido a su gran cantidad de habitantes, con un total de 91,646,213 toneladas anuales. En segundo lugar, Nigeria es otro de los países con mayor desperdicio de alimentos per cápita, con 189 kilos por persona al año. En tercer lugar, Ruanda también tiene un alto desperdicio per cápita, alcanzando los 164 kilos por persona, dando un total de 2,075,405 toneladas de desperdicio anual.

Grecia, Baréin, Malta, México o Brasil también figuran en la lista de los que más desperdician alimentos.

Es importante destacar que el desperdicio de alimentos es un problema global que afecta tanto a países desarrollados como a aquellos en vías de desarrollo. Las causas del desperdicio pueden variar desde la falta de infraestructura adecuada para mantener en buen estado los alimentos perecederos hasta el consumo excesivo en sectores de mayores ingresos.

Trucos para combatir el desperdicio de alimentos

Combatir el desperdicio de alimentos es un desafío que requiere un enfoque multifacético y la participación de todos los sectores de la sociedad. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudar a reducir el desperdicio de alimentos en España:

Planificar las comidas y hacer una lista de compras puede evitar la adquisición de alimentos innecesarios que podrían terminar en la basura. Comprar a granel permite adquirir solo la cantidad necesaria y reduce el embalaje. Mejorar la comprensión y el uso de las etiquetas “consumo preferente” y “fecha de caducidad” puede evitar desechar alimentos que aún son seguros y comestibles.

Además, también es recomendable cocinar porciones adecuadas y encontrar formas creativas de reutilizar las sobras puede disminuir la cantidad de comida que se tira. Sensibilizar a la población sobre el impacto del desperdicio alimentario y la importancia de reducirlo es clave para cambiar los hábitos de consumo. Facilitar la donación de productos alimentarios no vendidos a organizaciones benéficas puede ayudar a aquellos en necesidad y reducir el desperdicio.

Por último, destacaría apoyar y cumplir con las leyes que promueven la prevención de pérdidas y desperdicios alimentarios, como la creación de convenios de donación de alimentos y la imposición de multas por incumplimiento. Utilizar tecnologías para mejorar la eficiencia en la cadena de suministro de alimentos y desarrollar soluciones innovadoras para la conservación y el almacenamiento de alimentos.

No podemos olvidar el fomentar la colaboración entre productores, minoristas, consumidores y organizaciones no gubernamentales para crear una red de apoyo y compartir mejores prácticas. Implementar prácticas agrícolas y de manufactura que minimicen la pérdida de alimentos durante la producción y el procesamiento.

Estas estrategias, combinadas con un compromiso continuo y la voluntad de actuar, pueden llevar a una reducción significativa en el desperdicio de alimentos y a un futuro más sostenible para España y el mundo.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.