fbpx

Lobato urge a evitar más desprendimientos de tierra en Arroyomolinos

Lobato urge a evitar más desprendimientos de tierra en Arroyomolinos

El secretario general del PSOE de Madrid, Juan Lobato, ha instado al Ayuntamiento de Arroyomolinos a que "asuma sus responsabilidades" y evite nuevos desprendimientos de tierra en algunas viviendas de las calles Álamo y Alameda debido a la crecida del cauce del Arroyo de la Arroyada.

Así lo ha señalado el también portavoz socialista en la Asamblea de Madrid tras visitar este lunes algunas de las viviendas afectadas por los derrumbes -bautizadas popularmente como "casas colgantes de Arroyomolinos"-, desde donde ha exigido al Ayuntamiento que actúe de forma "urgente" para "proteger a las familias".

"La Confederación Hidrográfica ha dado permiso para al menos apuntalar las viviendas por seguridad, como así se lo ha trasladado a los vecinos en una reunión y a partir de ahí, toca que el Ayuntamiento asuma las responsabilidades sobre un suelo urbano, y proteger a esas familias con esos apuntalamientos", ha añadido Lobato.

En la misma línea, la portavoz del PSOE de Arroyomolinos, Pilar Sánchez, ha reclamado al Ayuntamiento que "se ponga manos a la obra y de forma urgente por lo menos para apuntalar y que no se siga cayendo", ya que "no es un problema de la Confederación", tal y como ha trasladado el Consistorio a los vecinos.

"El comisario de aguas ha recibido a los vecinos y les ha dicho que les ha dado todos los permisos al Ayuntamiento para apuntalar y que esto no siga deteriorándose", ha subrayado la portavoz del PSOE, quien ha acompañado a Lobato en su visita al municipio.

Desde el Ayuntamiento enviaron hace unos días a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, el proyecto diseñado para solventar la situación producida las calles Álamo y Alameda, las más afectadas por la crecida del Arroyo de la Arroyada.

En concreto, el Consistorio ha trasladado el Documento Justificativo de Cálculos Hidrológicos e Hidráulicos en el Arroyo de la Arroyada, que contempla, entre otras medidas, la descripción de las obras proyectadas para la protección de las márgenes y estabilización de los taludes superiores.

"Se trata de un trabajo técnico de gran precisión y complejidad que se ha llevado a cabo en tiempo récord para paliar lo antes posible la situación derivada de la crecida del arroyo y, por supuesto, las consecuencias producidas en las parcelas afectando a la calidad de vida de los vecinos", insisten desde el Consistorio.

Con ello, el Ayuntamiento espera recibir lo antes posible la autorización necesaria para iniciar las obras de los trabajos de protección de los taludes en el arroyo de la Arroyada y dar así respuesta a las demandas vecinales, "a pesar de ser la administración más pequeña y con menos competencias".

"Desde el primer momento, desde el Ayuntamiento de Arroyomolinos se ha velado y seguirá velando por el interés y la seguridad de todos los vecinos", han reiterado desde el Ayuntamiento, que espera acabar cuanto antes con la situación producida en las parcelas de las calles Álamo y Alameda.

El último desprendimiento importante tuvo lugar el 1 de noviembre pasado, durante el puente de Todos los Santos, cuando los vecinos de esas calles sufrieron el derrumbe de algunas parcelas debido al fuerte temporal de lluvias , llegando a haber caídas de tierra "de hasta 30 metros cuadrados".

El Ayuntamiento se movió inmediatamente y encargó a una empresa externa la evaluación de los trabajos necesarios para solventar la situación, un estudio cuyas conclusiones "se han remitido a la CHT a la espera de su autorización, trámite indispensable para poder realizarlas".