fbpx

Las embarazadas madrileñas menores de 30 podrán solicitar las ayudas de 500 euros al mes desde enero

Las embarazadas madrileñas menores de 30 podrán solicitar las ayudas de 500 euros al mes desde enero

Las mujeres embarazadas menores de 30 años podrán solicitar a partir de enero próximo las ayudas de 500 euros mensuales habilitadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid para fomentar la natalidad.

La consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, lo ha indicado este lunes durante una comparecencia ante la Comisión de Presupuestos y Hacienda de la Asamblea de Madrid para exponer las líneas generales de las cuentas de su Departamento para el año próximo, que experimentan un aumento del 19,23 por ciento hasta alcanzar los 2.191 millones de euros, el montante más elevado tras las Consejerías de Sanidad y Educación.

Entre las prioridades del Departamento está la apuesta decidida por fomentar la natalidad, mejorar la atención y los cuidados a las personas dependientes y a las personas con discapacidad, señala en un comunicado el Ejecutivo madrileño.

Entre las actuaciones previstas a través de los veinte programas presupuestarios de su Consejería, Dancausa ha destacado las nuevas ayudas del plan de natalidad para mujeres embarazadas menores de 30 años que lleven más de diez empadronadas en la región, y que consistirán en un pago de 500 euros mensuales desde el quinto mes de gestación hasta que el bebé cumpla los dos años.

Esta ayuda, que puede suponer un total de 14.500 euros, es totalmente compatible con el desarrollo de una actividad laboral remunerada –la renta de la solicitante no puede superar los 30.000 euros anuales- y se podrá solicitar desde enero próximo, para lo que se ha dispuesto una partida inicial de 20 millones ampliables en función del número de solicitudes.

"El objetivo es que ninguna mujer que quiera construir un proyecto familiar en la región se vea obligado a renunciar a ser madre por cuestiones económicas", ha resaltado la consejera.

En cuanto a la atención a personas mayores dependientes, destaca el incremento de 61 millones (un 20 por ciento) en la partida de atención a personas mayores dependientes, que se refleja por ejemplo en la subida en 20 euros diarios del precio de las plazas concertadas en residencias de mayores recogido en el nuevo acuerdo marco o en el proyecto para crear 500 nuevas plazas en centros de día.

Por su parte, el área de atención a personas con discapacidad también incrementa sus recursos para reforzar la atención social especializada a personas con enfermedad mental, con aumento del presupuesto en 13 millones, un 17,7 % más, o en la atención especializada a personas con discapacidad a través de plazas en centros residenciales, de día y de atención temprana, un capítulo al que se van a destinar 234 millones de euros, 17 más que en el anterior presupuesto.

Otras de las actuaciones previstas en los presupuestos son el nuevo centro de crisis de atención integral 24 horas para víctimas de violencia sexual o el incremento de casi 7 millones para la atención de los servicios de acogida y asistencia a personas sin hogar y situaciones de emergencia social.