Monasterio pide el apoyo de la España que madruga: "Tenemos que luchar por el legado de nuestros padres"

Monasterio pide el apoyo de la España que madruga: "Tenemos que luchar por el legado de nuestros padres"

La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha pedido el apoyo de la "España que madruga" y de los madrileños que tienen que levantar la persiana de sus comercios todos los días, a los que les ha trasladado que de su "coraje y convicciones" depende la conservación del "legado de nuestros padres y el futuro de nuestros hijos".

Así lo ha asegurado este domingo en Móstoles, municipio que ha elegido para dar el pistoletazo de salida a la campaña electoral para el próximo 4 de mayo junto al presidente de Vox, Santiago Abascal. "Lo de estar en Móstoles no es casualidad y tiene muchísimo simbolismo. Tuvimos a esos madrileños aguerridos que se levantaron contra los franceses, que tuvieron el coraje, el empeño y las ganas de luchar y que nos defendieron a todos los españoles", ha expresado la candidata.

Monasterio ha trasladado la importancia de estos comicios porque no son solo unas elecciones al parlamento autonómico de Madrid sino que en ellas España va a decidir "qué camino va a tomar". "Entre la incertidumbre, el totalitarismo o la libertad, y esto es lo que tenéis vosotros en vuestra mano", ha manifestado.

"A España la va a sacar adelante la España que madruga, no la va a sacar Sánchez (el presidente del Gobierno), el traidor, el que ha pactado con separatistas, bilduetarras, la izquierda radical que ha traicionado a los suyos", ha asegurado, a lo que ha añadido que ha engañado a los ciudadanos "vilmente" y que "no saben lo que es trabajar, pagar nóminas, ni madrugar".

"Por ese espíritu valiente Vox va a llegar donde quiera llegar el día 4", ha afirmado y ha asegurado que llegará también "al Gobierno de la nación". "Solo con valentía, coraje, con principios, se puede hablar a los españoles. Estamos ante unas elecciones importantísimas", ha lanzado.

En concreto, ha aludido a que los lugares en los que venció el "totalitarismo" estaban marcados por tres circunstancias: una realidad social "sin atender" con políticos alejados de la misma; la corrupción, por la que los ciudadanos veían como sus recursos "se iban donde no se tenían que ir"; y la realidad de los políticos "alejada de la España que madruga y tras una élite de los medios de comunicación e intelectuales". "Venían a quitarnos a la España que amamos", ha criticado.

"No nos achantamos ante las piedras ni ante los adoquines ni como otros partidos sumisos a las políticas de la izquierda", ha espetado Monasterio, quien ha insistido en que su objetivo es sacar de las instituciones a los "enemigos de España" así como combatir las políticas de la izquierda que solo han traído "miseria, odio y división"

Por otro lado, Monasterio ha destacado la importancia de que todos los españoles se unan "bajo la misma bandera, orgulloso de sus valores". Ha detallado que defenderán a los madrileños que llevan "40 años cotizando y trabajando sin parar para que vengan unos desalmados y les 'okupen' la casa".

"Ellos han cumplido con todo, han hecho todo lo que les pedíamos, para que ahora los del chalet de Galapagar les arrebaten todo. En Vox no lo vamos a permitir y vamos a hablar de todo con claridad", ha dicho.

También, ha hablado de que las mujeres en España están sufriendo un "atraso en derecho, libertad y dignidad" por la falta de seguridad en las calles de Madrid. Considera que se está "humillando" a las mujeres con mensajes como el del candidato del PSOE a las elecciones, Ángel Gabilondo, de que hubiera un gobierno paritario en la región. "No necesitamos la protección ni de Sánchez, ni del machista de Pablo Iglesias (candidato de Unidas Podemos)", ha argumentado.

"Estamos hartos de esta falsa igualdad. Vox es el único partido que defiende la verdadera igualdad, la dignidad de las personas, nosotros respetamos a todos, nos da igual su origen, su raza, su condición sexual", ha aseverado. De la misma manera, ha defendido que en Vox no hacen banderas por colectivos sino que tienen una única que es la enseña nacional. "Levantamos esa bandera con orgullo", ha considerado.

También, ha vuelto a aludir a la importancia de acabar con el "despilfarro político" y de reducir a la mitad el número de diputados en la Asamblea de Madrid y de consejerías.

Monasterio ha recalcado que en la Comunidad de Madrid se gasta "4.700 euros al mes por mena (menores extranjeros no acompañados)" mientras que las abuelas de Madrid viven con "400 euros". Critica que les llamen "xenófobos" por esta afirmación y asegura que se trata de un tema de "justicia y dignidad" de las personas que han trabajado toda su vida.

"No podemos seguir permitiendo que esta izquierda que todo lo invade siga entrando a adoctrinar a nuestros niños a los colegios", ha continuado, a la vez que ha apostillado que la ministra de Igualdad, Irene Montero, quiere enseñar que en las clases se diga "hijos, hijas e hijes". Además, ha censurado la aprobación de la Ley de protección a la infancia por contener "todos los mantras ideológicos" y atacar "a la familia tradicional".

En su discurso, Monasterio ha cargado también contra los carteles y lemas electorales del resto de partidos y ha asegurado que para defender la libertad "no solo hay que defenderla en un cartel, hay que desmontar una a una las políticas de la izquierdas y a esto ha venido Vox".

"Hay que dejar de votar lo mismo porque entonces estaremos igual y estamos mal", ha apostillado. En esta línea, ha hablado de los eslóganes de otros partidos. "Los morados decían que hable la mayoría. ¿Pero qué mayoría? Si no se atreven ni a caminar, han traicionado a los suyos", ha aseverado.

Sobre Más Madrid, al que ha llamado "Podemos dos", ha hablado sobre su lema 'Por lo que de verdad importa' y se ha preguntado si les importa "chupar de los chiringuitos". También ha aludido a "Fray Gabilondo" del que ha afirmado que pertenece a un partido que ha pactado con "la izquierda radical y bilduetarras".

Sobre el "centro centrado" se ha preguntado ¿qué es el centro? Y si eso significa "entregar los votos y los gobiernos a la izquierda". "Esa es la traición de Cs, no lo van a querer ni los suyos. No se puede traicionar de tal manera", ha apuntado.