Comunidad de Madrid

26.87°C
Cielos claros Humedad: 28%
Sábado
26.54°C / 36.03°C
Domingo
25.31°C / 35.24°C
Lunes
23.91°C / 36.64°C
Martes
26.34°C / 38.47°C
Miércoles
26.7°C / 38.63°C
Jueves
25.03°C / 38.32°C
Viernes
24.94°C / 37.84°C

El acuerdo entre PP y PSOE facilitó la aprobación de la ley de abdicación de Juan Carlos I

El acuerdo entre PP y PSOE facilitó la aprobación de la ley de abdicación de Juan Carlos I

El anuncio el 2 de junio de 2014 sobre la abdicación de Juan Carlos I como Rey puso fin a un proceso preparatorio secreto y abrió uno nuevo, esta vez público y con debate político, que culminaría con la proclamación de su heredero como Felipe VI.


Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Entre el anuncio y la proclamación transcurrieron solo 17 días, un tiempo récord logrado gracias a la colaboración entre el PP, entonces en el Gobierno, y el PSOE, en la oposición, junto con zarzuela. Desde marzo, cuando Don Juan Carlos comunicó su decisión de abdicar al presidente Mariano Rajoy y al líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, ambos partidos trabajaron para preparar el proceso.

El entonces presidente de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, destacó en un acto en el Ateneo, organizado por la Agrupación Sabatini, que no deseaban que el periodo de interinidad se prolongara más de un mes, ya que políticamente hubiera sido imprudente.

Colaboración política

Para formalizar la abdicación, era necesario aprobar una ley orgánica según el artículo 57.5 de la Constitución. Desde el principio, la idea fue que se tratara de una ley de artículo único y con una disposición final, sin abordar otras cuestiones relacionadas con la Corona, algo que también sugirió Rubalcaba para facilitar la aprobación por parte de los socialistas.

Spottorno defendió que, aunque el PP contaba con mayoría absoluta, no habría sido prudente aprobar una norma tan trascendental sin el respaldo del PSOE. Don Juan Carlos también compartía esta visión, por lo que informó a Rajoy y luego a Rubalcaba sobre su decisión de abdicar, agradeciendo la colaboración de ambos.

Rubalcaba incluso pospuso su salida como líder del PSOE para asegurar que el proceso se desarrollara correctamente, según recordó Elena Valenciano en el acto en el Ateneo. Tras las elecciones europeas del 25 de mayo, Rubalcaba anunció su dimisión pero permaneció en el cargo hasta el congreso del partido en julio para gestionar la abdicación.

La labor de Rubalcaba

La tarea de Rubalcaba consistió en convencer a los diputados socialistas de votar a favor de la abdicación. Aunque no fue fácil, finalmente solo un diputado, Odón Elorza, se abstuvo y otros dos se ausentaron. En su discurso durante la votación, Rubalcaba argumentó que el PSOE debía votar afirmativamente para cumplir con la Constitución y la ley.

Tras el anuncio oficial, el 3 de junio el Consejo de Ministros remitió a las Cortes Generales el proyecto de ley orgánica, elaborado previamente en colaboración entre Zarzuela, el Gobierno y el PSOE. La Mesa del Congreso admitió a trámite el proyecto de ley orgánica y dispuso su tramitación de urgencia. El 11 de junio, la ley fue aprobada en la Cámara Baja con 299 votos a favor, 23 abstenciones y 19 en contra, y posteriormente avalada por el Senado el 17 de junio con 233 votos a favor, cinco en contra y 20 abstenciones.

Ceremonia de abdicación

La ceremonia de abdicación tuvo lugar el 18 de junio en el Salón de Columnas del Palacio Real. Don Juan Carlos, con visibles problemas para caminar, sancionó y promulgó la ley orgánica. Después, Rajoy refrendó la ley junto a Don Juan Carlos. Los asistentes aplaudieron al Rey saliente, quien recibió también el apoyo de Doña Sofía y un abrazo de su hijo, el futuro Felipe VI.

Al día siguiente, Felipe VI fue proclamado Rey en un acto ante las Cortes Generales. Aunque en España los reyes no son coronados ni entronizados como en otras monarquías, el acto fue solemne y digno, pero no constitutivo de un permiso de las Cortes, ya que Felipe VI se convirtió en Rey en virtud de la Constitución en el momento en que la abdicación se hizo oficial.

Finalmente, el Gobierno modificó el Real Decreto sobre títulos y tratamientos de la Familia Real para que Don Juan Carlos y Doña Sofía mantuvieran el tratamiento de Rey y Reina vitaliciamente, aunque popularmente se les conoce como eméritos.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.