¿Cómo transportar tu reptil en verano?

¿Cómo transportar tu reptil en verano?

Una de las preguntas que más repiten los aficionados a los empleados de una tienda de reptiles es cómo viajar con ellos en verano.

Los animales, incluso los de pequeño tamaño, ya forman parte de la familia, y nadie quiere dejarlos en casa solos o al cuidado de alguien. Además, durante esta época también se hacen ventas de animales, los cuales deben llegar a su nuevo hogar.


Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Uno de los problemas es el calor

El principal problema con el que nos vamos a encontrar en verano es el calor, el cual puede llegar a ser extremo dentro de los vehículos. Es cierto que a los reptiles les suele ir muy bien el calor, pero todo tiene un límite y los animales no van a estar a gusto a 40 grados.

Por lo tanto, lo mejor es colocar un termómetro digital dentro del recipiente en el que viajan y monitorizar la temperatura en todo momento para corregirla con compresas frías, algo de hielo, acumuladores de frío, etc. Por norma general, si el transporte se hace en coche, esto no es un problema. Con el climatizador, se puede colocar la temperatura idónea de cara a que el reptil viaje a gusto.

En el caso de que el animal requiera de una temperatura que no sea cómoda para nosotros, podemos poner el climatizador a una más baja y colocar en el transportín una bolsa de calor.

Hay que tener cuidado con la humedad

Debido al calor que hace en España en verano, lo usual es que la humedad ambiental sea ínfima. Eso también supone un inconveniente a la hora de trasladar a un reptil, aunque se puede solucionar de una forma sencilla.

Antes del viaje hay que darle a la mascota agua fresca y rociar el ambiente con un poco de agua, haciendo lo mismo con el sustrato. Hay que escoger el adecuado, el que se suele utilizar en casa, y ponerle agua para que esté húmedo.

Con el fin de que siempre tenga el grado de humedad adecuado, el calor lo va a secar y el aire acondicionado del coche extrae la humedad y la saca fuera, nos podemos acompañar de un frasco pulverizador, de forma que vamos mirando y poniendo agua si es necesario.

Nunca debemos dejar al reptil solo en el coche

Un coche en verano se convierte en un horno en unos pocos minutos, lo que quiere decir que el animal nunca debe estar solo en el vehículo. Si salimos, tenemos que llevarlo con nosotros, tapado con una toalla mojada que le proporcionará sombra, lo protegerá del sol directo, le aportará humedad y hará que esté tranquilo en todo momento, independientemente de donde vayamos.

Conviene que no coma antes del viaje

Cuando va en coche, el animal puede vomitar o regurgitar si le hemos dado de comer. Por eso, lo mejor es hablar con el veterinario. Este profesional, teniendo en cuenta el tipo de reptil, nos dirá cuánto tiempo debe estar sin comer para que tenga el estómago vacío.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.