'Bartleby y yo', Gay Talese nos muestra su bloc de notas

'Bartleby y yo', Gay Talese nos muestra su bloc de notas

Gay Talese (Nueva Jersey, 1932) es un caballero elegantemente vestido. De hecho, la que suscribe esta crítica nunca le ha visto conceder una entrevista en la que no fuera vestido con traje, corbata y sombrero.

Su padre era un sastre bastante célebre en Jersey Shore y puede que esa sea La Razón. O no, o simplemente la elegancia le viene dada por Dios, como un don de la naturaleza. La dicotomía es que, mientras este hombre, simbolismo de la finura y gracia, trabajaba como periodista para el “New York Times”, “Vanity Fair” y otras revistas importantes, concentró su energía en las personas de clase trabajadora.


Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Al igual que hizo en “El reino y el poder” (1969) -su impresionante volumen sobre la historia del “New York Times”- en “Bartleby y yo. Retratos de Nueva York” (Alfaguara, 2024) concentra gran parte de sus nuevas memorias periodísticas: ahí aparecen redactores y periodistas que informan sobre las actividades cotidianas de los ciudadanos de Nueva York, secretarias y noticias que recibieron muy poca atención pero que, sin embargo, fueron grandes primicias. Es una clase magistral definitiva de periodismo práctico de Talese que se divide en tres partes: sus comienzos y su afianzamiento, su madurez creativa y su ancianidad ilustre con la historia de Nicolas Bartha.

El Dr. Nicholas Bartha, médico de origen rumano de Manhattan, ocupaba una casa de piedra rojiza de cuatro plantas en el número 34 de la calle 62 Este. En 2006, cuando un tribunal le ordenó vender la propiedad como parte de un proceso de divorcio, Dr. Bartha decidió volar el edificio. Murió a causa de las heridas sufridas durante la explosión. Talese relata la tragedia como la encarnación de algo indefinible en el alma de los neoyorquinos, una actitud descarada y no especialmente lógica que fue descrita por Herman Melville en su artículo de 1853 para una revista, “Bartleby the Scrivener: A Story of Wall Street”. Talese expone 170 años de un comportamiento ilógico de los habitantes de Manhattan y se sitúa él mismo justo en medio. Dr. Bartha es en este caso “un moderno Bartleby que prefirió volar por los aires su edificio en el Upper East Side, muriendo y matando en el acto, antes que renunciar al sueño americano”.

También amplía relatos que había escrito hace años como el mítico “Frank Sinatra está resfriado”, que “Vanity Fair” ha calificado como “la mayor historia literaria-no-ficción del siglo XX”. Vuelve sobre el no-encuentro de 1966 con Sinatra que dio lugar al artículo, describe con detalle satisfactorio el difícil proceso de elaboración del mismo y ofrece sesenta años de perspectiva sobre lo que ocurrió tras su publicación. 

Gay Talese, un escritor que juega en la misma pista de baile que leyendas del Nuevo Periodismo de mediados del siglo XX como Tom Wolfe y Hunter S. Thompson, sigue perfeccionando su arte narrativo a los 92 años. Nos ha regalado una deliciosa colección de relatos, quién dirá si una ofrenda de despedida. Un libro hábil que mezcla nuevos reportajes originales, memorias y una útil contextualización académica. Son unas memorias de un hombre que ha vivido mucho: historias sobre su juventud, su matrimonio, sus libros. Un gran volumen sobre la escritura, el periodismo y la conciencia de lo que el mundo encierra. Sobre todo, Talese nos enseña una vez más que todo el mundo tiene una historia: solo hay que preguntar.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.