23 meses de prisión solicitados por la Fiscalía en un caso de insultos raciales

23 meses de prisión solicitados por la Fiscalía en un caso de insultos raciales

Una mujer enfrenta una petición de 23 meses de cárcel por parte de la Fiscalía de Madrid, tras insultar repetidamente a una familia de cuatro miembros que vivían en su mismo edificio con términos despectivos como "moro de mierda".


Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Además, se le acusa de haberles lanzado basura y excrementos cerca de su vivienda en varias ocasiones.

El Fiscal asignado al caso le imputa un delito de odio y otro de lesiones leves, argumentando que las víctimas se sintieron "humilladas y ofendidas por los insultos gratuitos de la acusada". El juicio se llevará a cabo este martes en la Audiencia Provincial de Madrid.

Según la acusación, desde julio de 2016, la mujer, "motivada por un desprecio hacia su origen racial", se dirigió en repetidas ocasiones a la familia, compuesta por una pareja y sus dos hijos que vivían en el bajo del edificio donde ella residía, con insultos cuando se cruzaba con ellos.

Para la Fiscalía, dichas expresiones, como "Vete a tu país, moro de mierda", se proferían "con un claro ánimo ofensivo y desprecio" hacia la dignidad de las personas a las que se dirigía. En particular, el 16 de julio de 2016, la acusada, al encontrarse con M. G. en el portal, le lanzó frases como "moro de mierda, cabrón, tú no entras aquí, deja a la puta loca aquí dentro, que se defienda sola".

Además, alrededor de las 20:00 horas del 25 de marzo de 2019, durante una discusión, la acusada golpeó en la cara a A. H, G, T., de 17 años de edad, causándole un traumatismo orbitario y malar izquierdo y una contusión nasal. Por estos hechos, la acusada ya fue condenada por un delito leve de lesiones, mediante sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción nº 43 de Madrid.

En abril de 2019, la acusada volvió a insultar a M. G. con frases como "moro de mierda, cochino, pendejo, loco hijo de puta, cabrón". Asimismo, el 30 de mayo de 2019, K. T. K. sufrió un ataque de ansiedad y depresión después de una fuerte discusión con la acusada.

El hijo de la pareja fue nuevamente agredido el 12 de julio de ese mismo año por M. A. M. M., quien le propinó una patada en su tobillo izquierdo.

Como resultado de estos incidentes, K. T. K. fue diagnosticada con un trastorno de adaptación ansioso-depresivo debido al "conflicto vecinal". Por su parte, la hija ha experimentado ansiedad reactiva a causa del conflicto con la vecina.

 

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.