La cigüeña negra se expande en la Comunidad de Madrid

La cigüeña negra se expande en la Comunidad de Madrid

El aumento significativo de las parejas de cigüeña negra en la Comunidad de Madrid en los últimos cuatro años es resultado del exitoso programa de conservación implementado por el Gobierno autonómico en 2020, en respuesta al preocupante declive de esta especie, una de las seis aves en peligro de extinción en la región.


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Hace cuatro años, solo tres parejas anidaban en la región, mientras que en el último año se han avistado un total de diez, según informó el Gobierno Regional en un comunicado. Las labores de recuperación de esta especie se desarrollan de manera continua a lo largo del año.

En diciembre, el Grupo de Trabajos en Altura del Cuerpo de agentes forestales (GIAM), en colaboración con los técnicos del Programa de Conservación, instalan conos metálicos en las plataformas de los nidos para evitar que otras aves rapaces, como el búho real, el milano o el buitre leonado, ocupen esos espacios antes que las cigüeñas negras.

Además de preparar los nidos para la reproducción de las cigüeñas negras en primavera, estos profesionales trabajan en doce nidos ubicados en el suroeste de Madrid, específicamente en las Zonas de Especial Conservación (ZEC) de las cuencas de los ríos Alberche y Cofio, en el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama y en el Monte de El Pardo.

Entre febrero y marzo, se retiran los conos y se rehabilitan las plataformas de los nidos para garantizar la seguridad y comodidad de las aves, utilizando ramas y musgo para reconstruirlos o reubicarlos si es necesario.

Desde marzo hasta octubre, los agentes forestales realizan visitas periódicas para monitorear el proceso reproductivo de las cigüeñas negras, registrando desde la llegada de los adultos hasta la emancipación de los pollos, incluyendo el cortejo, la incubación, el nacimiento y los primeros vuelos.

En julio, los profesionales suben a los nidos para colocar emisores GSM en las crías, con el fin de recopilar datos sobre sus rutas migratorias, áreas de alimentación y posibles causas de mortalidad. También se instalan cámaras de foto trampeo para controlar la dieta de los pollos durante la reproducción.

Además, se trasladan peces de piscifactorías a charcas cercanas a las cigüeñas para asegurar que tengan suficiente alimento y no se vean obligadas a desplazarse a otros lugares por escasez de comida.

Los últimos años han sido especialmente favorables para esta especie en la región, con el avistamiento de cerca de 57 territorios potenciales para la cría en la primavera pasada, incluyendo áreas en la sierra, tanto en el pie de monte como en las rampas, con un total de nueve nidos con presencia de cinco parejas reproductoras y trece pollos volados.

Para garantizar el éxito del proceso reproductivo y evitar contratiempos, se realiza un seguimiento exhaustivo de los nidos mediante cámaras, ubicados estratégicamente lejos de zonas urbanas o transitadas, en su mayoría dentro de fincas privadas cuyos propietarios colaboran en la protección de esta emblemática y amenazada ave.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.