La capital concede la licencia para reformar el edificio BIC sede de la nueva Fundación Mutua Madrileña, en Plaza España

La capital concede la licencia para reformar el edificio BIC sede de la nueva Fundación Mutua Madrileña, en Plaza España

Después de ser sede de la Consejería de cultura de 1988 a 2002 no ha tenido actividad estable y actualmente se encuentra sin uso


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




La Comisión Local de Patrimonio Histórico ha concedido a la empresa responsable la licencia necesaria para acometer el acondicionamiento del edificio Bien de Interés Cultural (BIC) que será sede de la nueva Fundación Mutua Madrileña, en Plaza España, concebido por el Consistorio como un "nuevo foco cultural" de este céntrico punto de la ciudad.

El edificio contará con un auditorio en su sótano con capacidad para 200 personas y un espacio abierto a Madrid. El edificio fue destinado en su origen a acoger la Real Compañía Asturiana de Minas y actualmente está incluido en el Catálogo de Edificios Protegidos del Ayuntamiento de Madrid con el nivel y el grado superior.

La planta baja de la antigua sede de la Real Compañía Asturiana de Minas, en el número 8 de la Plaza de España, será rehabilitada para transformarse en "un espacio diáfano y abierto a la ciudad para acoger actividades culturales, sociales y eventos en la futura sede de la Fundación Mutua Madrileña", ha detallado el área de Urbanismo, medio ambiente y Movilidad, capitaneada por Borja Carabante.

El Pleno Municipal celebrado en noviembre aprobó de manera definitiva el Plan Especial promovido por Mutua Madrileña Automovilista para esta parcela. Ahora, la Comisión Local de Patrimonio Histórico ha concedido a la empresa la licencia necesaria para acometer el acondicionamiento del inmueble.

La reforma permitirá la restauración y puesta en valor de todos los elementos protegidos del edificio: fachada, cubierta, estructura metálica, vidrieras, techo, molduras, tarimas y carpinterías. Se procederá a la demolición y retirada de todos los elementos que no sean originales del edificio y que puedan considerarse impactos negativos sobre la protección, como, por ejemplo, las construcciones en los patios, algunas instalaciones obsoletas y las carpinterías no protegidas.

PASARELA LINEAL DE LA NAVE CENTRAL COMO ESPACIO EXPOSITIVO

Con el objetivo de potenciar este espacio como centro cultural, también se ampliará la pasarela lineal de la nave central como espacio expositivo de pequeño formato para fotografía y vitrinas.

Se le dotará de un segundo acceso en el extremo contrario al existente y se hará accesible mediante una plataforma elevadora. También se ampliará el edificio en el sótano para la construcción de un auditorio con capacidad en torno a 214 personas, al que se accederá desde la nave central.

Igualmente se acometerán obras para la habilitación de instalaciones auxiliares al auditorio como aseos, cabinas de traducción y almacenes y se rehabilitarán las tres plantas sobre rasante. La primera y segunda albergarán exposiciones de la Fundación y la tercera estará destinada a oficinas y otros espacios institucionales y de trabajo.

Están previstas obras de conservación en cubierta, así como la limpieza y reposición de canalones y bajantes en mal estado. Se recuperarán y restaurarán las carpinterías exteriores originales.

En lo que concierne a la cerrajería exterior, se procederá a la restauración de balcones, balconadas y miradores. En el interior se restaurarán la escalera principal y las laterales. También se protegerán las escaleras de caracol situadas entre la planta baja y la entreplanta. También se recuperarán y restaurarán los solados existentes de madera, entre otras muchas actuaciones.

Respecto a los techos, se llevará a cabo la restauración de elementos patrimoniales originales (pinturas murales, plafones cornisas y molduras en espacios protegidos).

El ámbito afectado por estas obras tiene una superficie de parcela de 1.493 m2, forma pentagonal irregular con una de sus esquinas achaflanadas, esto es, la esquina de Plaza de España y calle Bailén, y fachadas tanto a la propia plaza de España como a la calle del Río.

El edificio fue proyectado en 1896 por el arquitecto Manuel Martínez Ángel, que a la vez fue director de la Real Compañía Asturiana de Minas, razón que propició que el inmueble fuera además la sede social de la compañía en la capital.

Tras la implantación de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid durante los años 1988 a 2002, no ha tenido una actividad estable y actualmente se encuentra sin uso, aunque se ha mantenido en correctas condiciones de estabilidad y protección de los elementos arquitectónicos que le otorgan su nivel y protección.

La propiedad ha reparado la envolvente (cubiertas y fachadas) para mantener su presencia en el entorno de la Plaza de España, aunque en la actualidad se encuentra sin uso.

La Fundación Mutua Madrileña dedicará el edificio a desarrollar un amplio programa de actividades culturales, como exposiciones, conciertos, foros debate y encuentro o ciclos de cine. También formativas, muchas de ellas destinadas a niños, jóvenes y colectivos desfavorecidos, como las que ya viene desarrollando en diferentes ubicaciones con las entidades del Tercer Sector a las que apoya.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.