La guerra de Díaz contra las empresas

La guerra de Díaz contra las empresas

La ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno parece dispuesta a liquidar al tejido productivo de este país. A Yolanda Díaz no le basta con volver a subir el SMI, lo que expulsará del mercado laboral a jóvenes, trabajadores del campo o empleadas de hogar como ya se ha demostrado tras las anteriores subidas.

Ahora pretende, incluso sin acuerdo con los empresarios, reducir la jornada laboral sin tocar los salarios, poner freno a los contratos a tiempo parcial e incluso promover la participación de los trabajadores en las empresas, también en los consejos de Administración.


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




La guerra contra empresas y autónomos no parece tener fin a pesar de que los datos de los últimos meses no son precisamente los mejores. Las ventas de las empresas volvieron a caer el pasado noviembre y acumulan ya ocho meses a la baja. Los costes laborales en el tercer trimestre del año pasado subieron un 5,2% mientras que la productividad cayó un 0,9%, según datos Cepyme, que recoge EuropaPress. De hecho, España es el país de la OCDE donde más caído la productividad. Tampoco los beneficios empresariales ofrecen cifras positivas y de hecho se refleja en la caída de la recaudación tanto por IVA como por el Impuesto de Sociedades.

Todo esto no parece importarle a la ministra que se dispone con acuerdo o sin acuerdo a la reducción de la jornada de trabajo en 2,5 horas semanales. El coste de la medida para los empresarios es nada menos que de 64.000 millones de euros y afectará a 12 millones de trabajadores y no a los 8 millones que han calculado desde el Ministerio. Díaz explica que esta medida es "ecológica, mejorará la vida de la gente y tiene que ver con los problemas de salud mental y un empleo más eficiente". La realidad, según los empresarios es que la reducción de jornada sin rebajas proporcionales de los salarios va a costar muchos puestos de trabajo, aunque obviamente sea una iniciativa aceptada mayoritariamente por los ciudadanos. ¿Quién no quiere trabajar menos horas y seguir ganando lo mismo?

Pero, a Yolanda Díaz no le basta con todo esto y en la reforma del Estatuto de Trabajadores que ha emprendido también tomará medidas que frenen los contratos a tiempo parcial. Los últimos datos conocidos nos dicen que del total de contratos indefinidos firmados en diciembre pasado solo el 56% lo fueron a jornada completa, el 9% a tiempo parcial y los fijos discontinuos, que también realizan una jornada laboral inferior a la completa, un 14,5%. De hecho, en 2023, el 24% del total de contratos realizados fueron indefinidos a tiempo parcial.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.