Fisioterapia en Madrid para la condropatía rotuliana

Fisioterapia en Madrid para la condropatía rotuliana

La condropatía rotuliana es un problema de salud que afecta a la rodilla y que suele darse con bastante frecuencia en las personas activas.

Se produce principalmente en deportistas que realizan deportes de alto impacto o levantan pesas. Realmente, es una dolencia muy molesta, pero se puede aliviar o tratar con un buen tratamiento de fisioterapia.


Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




En este sentido, la Clínica de Fisioterapia Enric Gallofré, situada en el barrio de Salamanca de Madrid, es todo un referente en estos tratamientos terapéuticos. El fisioterapeuta Enric Gallofré es todo un profesional en esta materia y nos explica aquellos aspectos relacionados con esta lesión, que afecta al cartílago que se encuentra debajo de la rótula. El desgaste o daño por un exceso de fricción en el fémur o la rótula, así como algunos otros factores de riesgo, influyen en la condromalacia rotuliana.

La importancia de tratar la condropatía o condromalacia rotuliana con la fisioterapia

El tratamiento de esta dolencia con la fisioterapia es algo bastante nuevo, aunque resulta muy efectivo. El propósito es combatir el dolor y reducir los síntomas asociados con la finalidad de que la persona realice cambios en su actividad diaria. El sedentarismo y la falta de tono muscular son factores de riesgo, por ello, hay que buscar una solución acorde, según el grado de la condropatía.

Las últimas investigaciones indican que el dolor no se produce necesariamente solo por la lesión del cartílago. Esto quiere decir que los expertos no tienen muy claro cuál es la principal causa de la dolencia. Sin embargo, está demostrado que si se reeduca la rodilla se puede mejorar la afección. Hoy por hoy, se abre la posibilidad de que otra serie de factores ajenos a este tejido puedan afectar.

Grados de afectación y pruebas diagnósticas

Hay un total de cinco grados de afectación, dependiendo del diagnóstico, el tratamiento variará. La persona podrá verse perjudicada por un pequeño edema, así como notar fisuras leves o profundas. En el peor de los casos, puede llegar a perder el cartílago, lo que ocasiona callo en la parte inferior.

Para poder diagnosticar esta enfermedad se realiza un test ortopédico y obtención de imágenes para localizar el dolor. De esta manera, el fisioterapeuta podrá ofrecer un diagnóstico más acertado para garantizar la mejor solución. Las pruebas que se suelen realizar son las siguientes:

⇒ Test de Zohlen. Consiste en limitar el movimiento superior de la rótula a través de la contracción isométrica del cuádriceps para comprobar si se produce dolor.
⇒ Test de Smillie. Esta prueba, también denominada como test de aprehensión, consiste en llevar la rótula hacia el lateral, intentando que se produzca una luxación al troclear del fémur.

¿Cómo se trata la condromalacia rotuliana? Obviamente, el protocolo varía en función de la inflamación y si el dolor es excesivo. Lo más normal es realizar movilizaciones pasivas y activas asistidas para reducir los síntomas y mejorar la hinchazón. Por ejemplo, el paciente realiza ejercicios para trabajar el cuádriceps y mejorar el equilibrio muscular. Asimismo, se trabajará la potencia para recuperar la funcionalidad de este músculo.

La condropatía rotuliana genera frustración e incertidumbre entre los pacientes, por ello, es necesario ponerse en manos de una buena clínica para tratar esta afección. En este contexto, la Clínica de Fisioterapia Enric Gallofré en Madrid es todo un referente por ofrecer servicios de fisioterapia de gran calidad. Además, se incluyen todas las pruebas ortopédicas y técnicas para garantizar una recuperación efectiva.

¿Nos cuentas?

¿Alguna correción que hacer a la redacción? ¿Quieres decir algo al redactor?

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.