El 44% de los accidentes laborales mortales de 2023 en la región fueron por patologías no traumáticas

El 44% de los accidentes laborales mortales de 2023 en la región fueron por patologías no traumáticas

De los 78 accidentes mortales registrados en 2023 en la Comunidad de Madrid, el 44% fueron como consecuencia de patologías no traumáticas entre ellas infartos, derrames o ictus.


Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Aunque hay 17 fallecidos menos que en 2022, los accidentes graves han aumentado, algo "inasumible" para el sindicato UGT.

Factores como carga de trabajo, los horarios, el trabajo a turnos, estrés laboral y otros muchos factores ligados a las condiciones de trabajo contribuyen al aumento de riesgo cardiovascular, siendo factores que dentro del ámbito laboral se deben controlar y prevenir para evitar así, el 44% de los accidentes mortales, ha señalado el sindicato.

En el cómputo total de accidentes laborales el año pasado se han registrado 88.174 accidentes laborales, de los cuales 73.379 fueron en jornada laboral y 14.795 'in itinere'.

Si bien es verdad que los accidentes mortales han disminuido durante el año 2023, UGT lamenta "profundamente" el alto incremento registrado en los accidentes graves, ya que en 2022 se registraron 433 accidentes frente a 531 que se han registrado en este año, lo que ha supuesto 98 accidentes graves más.

El incremento en los accidentes graves ha sido generalizado, habiéndose incrementado en todos los sectores. Destaca el incremento en agricultura ya que se han registrado 6 accidentes graves frente a 1 que se registró en 2022. Le sigue muy de cerca el incremento registrado en la Construcción, al haberse incrementado en un 30,93% al haber pasado de 97 accidentes graves en 2022 a 127 en 2023. En Servicios el incremento ha sido de 16,67%, al haberse registrado 32 accidentes graves más.

Leticia Fernández, secretaria de Salud Laboral y medio ambiente de UGT Madrid, ha manifestado que los accidentes laborales se pueden prevenir "si se cumplen las normas en materia preventiva vigentes en nuestro país".

"El aumento de la siniestralidad laboral demuestra la necesidad de una inversión por parte de las empresas en prevención de riesgos laborales, y una concienciación por parte de las empresas y la sociedad en ver esta inversión como beneficios de salud y económicos, ya que se reducirían las bajas dentro de la empresa, y la siniestralidad laboral", ha indicado.

En diciembre de 2023 se han registrado 7 accidentes mortales en la Comunidad de Madrid, de los cuales 4 han ocurrido en el sector servicios (3 'in itinere' y 1 de tráfico) y los 3 restantes en la Construcción, que han sido como resultado de una caída, por el golpe con un objeto que cae y por agresiones por seres vivos.

Según las cifras provisionales publicadas por el IRSST, en diciembre han ocurrido 6.364 accidentes laborales, de los cuales 5.197 han sido en jornada laboral y 1.167 'in itinere'.

Los accidentes en jornada laboral han aumentado en todos los sectores excepto en Servicios. En un 88,89 por ciento en Agricultura, en un 2,71% en construcción y en un 1,54% en Industria.

Según la gravedad, los accidentes graves han aumentado en un 38,71 por ciento con respecto a diciembre del 2022, destacando el incremento en un 94,74% de los accidentes graves ocurridos en jornada laboral al pasar de 19 accidentes graves en 2022 a 37 siniestro graves en 2023.

Para el sindicato, la Ley de Prevención de Riesgos laborales ha demostrado ser "un instrumento muy útil pero hoy en día no eficaz, puesto que la nueva realidad laboral es muy diferente a la que existía en la fecha de su redacción en 1995".

Por ello, reclaman la adaptación de la Ley de Prevención de Riesgos a la actualidad laboral. "Tenemos muchos cambios en nuestros entornos de trabajo que se deben identificar y evaluar al mismo ritmo que nuestro entorno laboral evoluciona para evitar accidentes de trabajo, tener una detección precoz de las enfermedades derivadas del trabajo y conseguir que afloren el mayor número de enfermedades", han indicado.

Para UGT, esto debe ser "una prioridad para tener centros de trabajo seguros, saludables y libres de riesgos". Entre las materias que debe incluir, no pueden faltar los riesgos psicosociales, que están relacionados con la primera causa de muerte por accidente laboral en nuestra región, como son los infartos y derrames cerebrales.

La alta incidencia de la salud mental en la región hace necesario para el sindicto actuar de forma decidida para proteger la salud mental de las personas trabajadoras, "de forma que se gestionen los riesgos psicosociales y organizativos en todos los centros de trabajo, realizando una evaluación de riesgos específica aplicando medidas preventivas para aquellos que no se puedan evitar y sean dañinos para la seguridad y salud de las personas trabajadoras".

"El estrés laboral, el miedo a perder el trabajo, la inseguridad laboral y una mala organización del trabajo afectan directamente a la salud mental de las personas trabajadoras, generando elevados costes, tanto para aquellos que ven perjudicada su salud, como para las empresas derivado de las jornadas laborales no trabajadas y para la Sanidad pública, que debe asumir los costes del tratamiento y rehabilitación", afirman.

UGT considera que estos riesgos "no están siendo gestionados correctamente en las empresas y pasa factura entre los trabajadores y trabajadoras".

Por ello, el sindicato exige el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales por parte de las empresas, y el compromiso de continuidad en los planes que trabajan para reducir la siniestralidad laboral en las empresas y centros de trabajo de la región madrileña, "como es el Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales".

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.