El pederasta de Valdeavero insinúa que sus hijos o un amigo le pudieron meter en un chat sexual con menores

El pederasta de Valdeavero insinúa que sus hijos o un amigo le pudieron meter en un chat sexual con menores

El acusado denuncia sufrir "un acoso exagerado" y asegura estar "harto"


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Cristóbal L. C., alias 'El Toba', ha insinuado este martes en un juicio por un nuevo caso de corrupción de menores que sus hijos o un amigo que les cuidaba le pudieron meter en un chat de Whatsapp en el que había fotos sexuales de menores, negando haber participado en el mismo y haber autorizado el introducir su número de móvil.

El pederasta, condenado ya por una agresión sexual a un menor y corrupción de menores, se sienta por segunda ocasión en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid por unos hechos ocurridos en julio de 2020 cuando contactó con un chico de 15 años, a quien envió una foto con sus genitales.

Se enfrenta a una petición fiscal de siete años de cárcel por un delito de abuso sexual a menor de 16 años y de un delito de corrupción de menores, un delito de exhibicionismo y provocación sexual.

En su declaración, ha negado los delitos que se le imputan y los hechos de los que le acusa la fiscal. La Guardia Civil halló en la extracción el contenido del teléfono conversaciones en el referido chat "enfocadas todas al ámbito sexual" y fotografías con genitales de los chicos para que el procesado "valorase el género".

"Estoy harto. Esto es un acoso exagerado", ha denunciado el acusado nada más arrancar el interrogatorio de la fiscal, quien le ha preguntado acerca de si formó o participó en un grupo de Whatsapp en el que la Guardia Civil localizó fotos sexuales.

"Yo no sabía de su existencia. Mi teléfono estaba en mi casa y tengo dos hijos, uno de 16 y otro de 14 años. Mis hijos usaban el teléfono y también estaba un amigo que les cuidaba. Desconozco si fueron mis hijos", ha detallado.

A preguntas de la representante del Ministerio Público, ha insistido en que "no sabía nada de ese chat ni de ese grupo" contestando de malos modos con "en qué parte no ha entendido". Esta réplica a la fiscal ha llevado al presidente de la Sección 17 a darle un toque de atención y ha advertirle que no le iba a "permitir ningún tipo de reto". "Abogado, hable con su cliente", le ha emplazado a su defensa.

"¿Usaba usted páginas de contacto en Internet?", le ha inquirido la fiscal, a lo que éste ha replicado que "sí" de tipo 'Tinder' o "Pasión" negando que hiciera uso de páginas de acompañamiento de menores o de las conocidas como 'sugar daddy'.

En su declaración, la víctima ha manifestado que participó en el chat pero que cuando descubrió que Cristóbal era una persona mayor cortó de inmediato una videollamada. "Yo tenía 15 años", ha dicho señalando que el procesado le hizo una propuesta para mantener relaciones sexuales, sin ofrecerle dinero.

En la prueba pericial, un guardia civil ha expuesto el informe en el que se analizó el teléfono del encausado, detallando las conversaciones elevadas de tono entre el acusado y los menores, donde había un intercambio de fotografías de sus partes íntimas para que el procesado puediera comprobar "el género".

En las cuestiones previas, la defensa ha solicitado al tribunal que se celebrara el juicio a puerta cerrada, a lo que se ha negado la fiscal y el presidente de la Sala al no existir motivos para ello.

'El Toba', como se le conoce en Valdeavero, regentaba una frutería en la plaza de la localidad, donde presuntamente abusaba de amigos de sus hijos. Hace unos meses, se le impuso una primera condena a 19 años de cárcel por violar a un chico de 15 años en su propio domicilio en agosto de 2022. El juicio se celebró el pasado 29 de septiembre en la Audiencia Provincial de Madrid.

En otro de los procesos penales en los que está investigado se enfrenta a una petición fiscal de 98 años de prisión por abusos sexuales a más de una decena de niños.

En este caso, pendiente de juicio, los abusos se cometían en la frutería que regentaba el acusado o en su domicilio. Las víctimas, diez menores de entre 3 y 13 años, eran amigos de uno de sus hijos e hijos de su entorno.

Los hechos objeto del procedimiento que se ha juzgado este martes se produjeron el 24 de julio de 2020 cuando el encausado a través de la aplicación móvil WhatsApp se puso en contacto con un menor de 15 años.

Tras haber entablado conversaciones con el menor, procedió a ofrecerle la cantidad de 100 euros para mantener relaciones sexuales, solicitándole que le enviará foto de sus zonas genitales, así como el mismo le envió una foto de su zona genital.

El fiscal califica los hechos como constitutivos de un delito de Abuso Sexual a menor de 16 años y de un delito de corrupción de menores y un delito de exhibicionismo y provocación sexual. En concepto de responsabilidad civil el encausado deberá abonar la cantidad de 2100 euros por los daños morales causados de los hechos narrados.

Desde que quedó en libertad provisional, los vecinos de Valdeavero han secundado varias protestas para reclamar a la Justicia su ingreso en la cárcel por temor a que se acercara de nuevo a los niños.

'El Toba' ingresó a finales del mes de octubre en la prisión de Soto del Real tras ser condenado. La Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid ordenó que entrara en la cárcel por apreciar posible riesgo de fuga.

 

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.