El debate sobre la prohibición de los móviles en los colegios, reto para el 2024

El debate sobre la prohibición de los móviles en los colegios, reto para el 2024

El mal resultado de España en PISA marca 2023 en materia educativa


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




El debate para prohibir los móviles en los colegios será uno de los retos que deberá desarrollarse en 2024, mientras que el mal resultado de España en el Informe del Programa para la Evaluación Integral de Alumnos (PISA) 2022, que elabora cada tres años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), ha marcado el final de 2023.

Ante el debate surgido en la comunidad educativa sobre la necesidad de limitar el uso de la tecnología en los menores, la ministra de Educación, Formación Profesional y Deportes, Pilar Alegría, propuso a principios de diciembre a las comunidades autónomas que en Educación Primaria y Secundaria no se utilice el teléfono móvil en horario lectivo. No obstante, la propuesta de Educación permitiría la utilización del móvil en Secundaria en clase presencial cuando así lo establezca el profesor porque su proyecto pedagógico lo requiera.

Para tratar este tema, la ministra Alegría propuso a las comunidades autónomas reunirse los primeros días del 2024 "para buscar una solución consensuada y adecuada por parte de todos para poder dar respuesta a esa preocupación que comparten las familias" respecto al uso de móviles. Así, aseguró que se reunirán los primeros días de enero para reflexionar y debatir e "intentar generar soluciones y respuestas".

Tras reunirse con las comunidades autónomas, la responsable de Educación trasladará al Consejo Escolar una propuesta para la prohibición de móviles en los centros educativos.

"Ojalá sea un Pacto de Estado respecto al uso de los móviles en los colegios y que demos una respuesta conjunta a una preocupación de Estado, es un debate social, que preocupa a muchas familias y el Gobierno no va a dar la espalda a esa preocupación. Sería deseable encontrar ese Pacto de Estado con todas las comunidades autónomas y la comunidad educativa", manifestó la ministra tras anunciar su propuesta para prohibir los móviles en los colegios.

Para sacar adelante esta propuesta, Educación colaborará con el Ministerio de Juventud e Infancia, así como con otros ministerios. De este modo, el Ministerio que dirige Alegría tendrá en cuenta las conclusiones del grupo de 50 expertos que creará el Ministerio de Juventud e Infancia para realizar un diagnóstico y plantear un plan de acción para proteger a los menores de la exposición a los móviles y a las pantallas en general.

Días antes de que Pilar Alegría anunciara esta propuesta, la profesora Ángela Sánchez-Pérez entregó en el Congreso de los Diputados más de 63.000 firmas, recogidas junto con la también profesora Natalia Jiménez, para prohibir por ley el uso de teléfonos móviles a menores de 14 y 16 años.

En la petición registrada en el Congreso las docentes solicitan que, teniendo en cuenta el apoyo con el que cuenta su petición, y dadas las "consecuencias negativas" que produce el uso temprano de móviles en menores (como la falta de atención y de concentración, problemas de sueño, ansiedad o depresión), "se revise la legislación actual relativa al uso de móviles por parte de menores".

La regulación que proponen es una "prohibición total" en menores, fijando la franja de edad entre los 14 y los 16 años, "dependiendo la madurez del niño". "Pedimos una prohibición en todos los ámbitos, no solamente en el educativo ni en los colegios. Queremos que se regule a todos los niveles, que un niño no pueda tener su propio teléfono móvil", zanjó Sánchez Pérez.

Antes de entregar la petición en el Congreso de los Diputados, la docente respondió a la ministra Pilar Alegría, quien, semanas antes anunciar su propuesta para prohibir los móviles en los colegios, rechazó una prohibición general de estos dispositivos a los adolescentes, al considerar que sería "como poner puertas al campo". "Puertas al campo no se pueden poner, pero si el campo tiene precipicios hay que pensarlo", replicó la educadora.

En la misma línea, el Fiscal de Sala Coordinador de Menores en la Fiscalía General del Estado, la Asociación Europea para la Transición Digital (AETD) y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), también antes de la propuesta anunciada por Alegría, pidieron el apoyo de todos los partidos políticos al Pacto de Estado para la protección de niños y adolescentes en el ámbito digital que aboga por limitar los móviles en las aulas, entre otras medidas.

Durante el año 2023, varios casos han avivado el debate sobre la necesidad de limitar la tecnología en los menores, como lo sucedido con varios menores implicados en la presunta manipulación con Inteligencia Artificial de imágenes de chicas (también menores) sin ropa.

Asimismo, más de mil menores de diversos centros educativos participaron en un chat de Whatsapp con contenido sexual y vejatorio. En concreto, se conoció la existencia de dos chats llamados 'A meter gente hasta llegar al millón' y otro 'A meter gente hasta que nos hagamos famosos' que sumarían en total más de mil escolares y en los que se compartían mensajes de contenido sexual, vejatorio, sexista y homófobo.

Uno de los temas destacados del año en materia educativa ha sido la publicación del informe PISA 2023, en el que los alumnos españoles han obtenido su peor resultado de la historia en Matemáticas, han empeorado sus resultados en Lectura respecto al informe de 2018 y han mejorado levemente en Ciencia.

En concreto, el informe reveló que en Matemáticas los estudiantes españoles han obtenido 473 puntos, lo que supone su peor resultado en la historia del informe (ya que desde 2003 siempre han obtenido al menos 480 puntos) y 8 puntos menos que en 2018, cuando obtuvieron 481 puntos. En Lectura, los alumnos españoles han obtenido 474 puntos, lo que supone 3 puntos menos que en 2018 (477), aunque 13 puntos más que su peor resultado histórico en PISA, ya que en el año 2006 obtuvieron 461 puntos.

Sin embargo, en el último Informe PISA, cuya elaboración se retrasó un año debido a la pandemia de la Covid-19, España ha mejorado levemente sus resultados en Ciencia, materia en la que ha obtenido 485 puntos, lo que supone 2 puntos más que en 2018 (483 puntos), año en el que obtuvo su peor resultado en la historia del informe.

En el último Informe PISA llamó la atención los resultados de Cataluña, que estuvo por debajo de la media española en Matemáticas, Lectura y Ciencia. La Generalitat catalana atribuyó estos malos resultados a la "sobrerrepresentación" del alumnado inmigrante, que supone el 24% de la muestra, una justificación que fue criticada por, entre otros, el Partido Popular.

También tuvo una importante relevancia el informe 'La enseñanza de la lengua y la literatura en España, con especial atención al uso, el conocimiento y el aprendizaje del español', en el que la Real Academia Española (RAE) señaló algunos de los problemas en Educación Secundaria y Bachillerato, como son la poca memorización de los alumnos, la "relajación" en el nivel de especialización del profesorado o el uso abusivo de nuevas tecnologías como Chat GPT.

En su informe, la RAE también reflejó que es "muy difícil alcanzar la paridad entre dos lenguas cooficiales reduciendo una de esas dos lenguas a una sola asignatura".

El Ministerio de Educación consideró que este informe era "parcial" al estar basado en "quince informes de colaboradores" que mostraron "una opinión con ausencia de datos". No obstante, fuentes del Departamento que lidera Pilar Alegría señalaron que el Ministerio "respeta la preocupación de una institución como la RAE por la situación de Lengua Castellana y Literatura en el sistema educativo".

 

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.