El hombre que ha matado a su mujer e hija en Carabanchel la había amenazado antes y no tenía orden de alejamiento

El hombre que ha matado a su mujer e hija en Carabanchel la había amenazado antes y no tenía orden de alejamiento

El hombre que supuestamente ha matado en Madrid esta medianoche a su mujer de 25 años y a su hija de 3 años había amenazado en otras ocasiones a la víctima pero no pesaba sobre él en la actualidad un orden de alejamiento, han informado fuentes de la investigación.


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




La mujer había presentado denuncias previas sobre el agresor y se encontraba incluida con riesgo algo en el Sistema Integral de Protección a las Víctimas de violencia machista (VioGén), pero estaba inactivo porque hace tres años un juez absolvió a este individuo, por lo que tras la sentencia absolutoria firme decayeron las medidas de protección.

Concretamente, según las mismas fuentes, el caso había sido dado de Alta en el Sistema VioGén el 14 de septiembre de 2020 por la comisaría de la Policía Nacional de Torrejón de Ardoz tras la presentación por parte de la víctima de una denuncia por malos tratos en el ámbito familiar.

Ese mismo día, los agentes le realizan la valoración policial, que concluyó con un riesgo alto, con especial relevancia. Esta valoración determinó la puesta en marcha de medidas de protección policial. De forma complementaria, el Juzgado de Instrucción Número 4 de Torrejón estableció una Orden de Protección a la víctima imponiendo a este hombre prohibición de aproximación y comunicación a su expareja a menos de 500 metros.

Pero el día 30 de octubre de 2020, el Juzgado de Violencia sobre La Mujer Número 4 de Madrid dictó sentencia absolutoria sobre el supuesto asesino. Esta circunstancia determinó que se cancelara la orden de protección, corroborada posteriormente por la firmeza de la sentencia.

El doble crimen machista ocurrió sobre las 00:30 horas de este lunes en un edificio de la calle Jacobeo, en el madrileño distrito de Carabanchel. Fueron los vecinos los que los que avisaron a la Policía Nacional tras escuchar los fuertes gritos de la mujer, que ha bajado al garaje ensangrentada.

Hasta el lugar llegaron en primero momento los agentes, que han encontrado a esta mujer, Tatiana Beatriz, en estado muy grave, con heridas torácicas en todo el cuerpo. Ella les ha avisado que creía que su expareja había atentado también contra alguno de sus hijos. Efectivamente, en la vivienda hallaron a una niña de 3 años degollada.

Los sanitarios del Samur-Protección Civil encontraban ya a la joven en parada cardiorrespiratoria, de la que pese a los esfuerzos de los facultativos no ha podido salir. Lo mismo ha ocurrido con la menor, que presentaba heridos gravísimas en el cuello, ha indicado un portavoz de Emergencias Madrid.

Además, los sanitarios han atendido a un hombre de 25 años, que también se encontraba en la vivienda, concretamente en el salón, con heridas de arma blanca en el cuello. El hombre ha sido trasladado al Hospital 12 de Octubre, donde esta mañana se encontraba en estado muy grave, ha indicado una portavoz del hospital.

Se trata de la expareja, Antonio S.A., quien al parecer ha intentado quitarse la vida después de lo que ha hecho. Los agentes le vigilan en el hospital en calidad de detenido.

El Grupo V de Homicidios se encarga de la investigación de lo sucedido con la hipótesis de doble crimen machista. Ahora comprueban si el asesino, de nacionalidad peruana como el resto de su familia, vivía en la planta baja del mismo edificio que las víctimas y habría entrado a medianoche en su casa con una llave que tenía.

Según las primeras pesquisas, habría accedido en primer lugar en la habitación de la niña, que estaba dormida, a quien habría degollado. Luego entró en el cuarto de su exmujer quien, pese a las fuertes puñaladas, logró salir malherida de su casa y entrar en el ascensor hacia el garaje para pedir ayuda.

El supuesto homicida, quien ha sido encontrado sangrando en el salón del domicilio, no ha podido o no ha querido meterse en la habitación en la que vivía un matrimonio con sus dos hijos, con los que compartía piso la víctima. Por ello, los agentes les han encontrado sanos y salvos.

Familiares de los fallecidos han confirmado que actualmente no había órdenes de alejamiento, pero sí sabían que el supuesto homicidia las había amenazado varias veces. Además, estaban en proceso de separación.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.