Feijóo se lanza a por los votantes del nacionalismo moderado y realizará cambios en el PP

Feijóo se lanza a por los votantes del nacionalismo moderado y realizará cambios en el PP

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, iniciará una nueva fase con el objetivo de unir a más votantes de centro-derecha bajo la bandera del PP, comenzando por atraer a aquellos votantes conservadores moderados que en otras elecciones optaron por el nacionalismo vasco y catalán, según han confirmado fuentes del partido.


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




Los miembros del partido 'popular', quienes están planeando cambios en las direcciones del PP en Cataluña y País Vasco, aprovecharán la situación económica en dichas regiones como uno de sus principales argumentos.

Las elecciones en Euskadi que se celebran en 2024 le ofrecerán una primera oportunidad para pescar en el granero del PNV. El PP quiere seducir a nacionalistas moderados que están "desencantados" con la estrategia del partido de Andoni Ortuzar, alineado con el bloque que sustenta a Pedro Sánchez.

El propio Feijóo ya dejó claro en el debate de investidura al portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, que competirá por conseguir votantes en su electorado, ya que, según dijo, hay "un votante del Partido Nacionalista Vasco moderado al que le cuesta entender que forme parte de la coalición con Bildu, ERC y el Partido Comunista".

Tras avisar al PNV que puede sufrir el 'sorpasso' de Bildu en las autonómicas, confesó abiertamente al diputado del PNV que siente "empatía por algunos de sus cuadros, por sus votantes y por su base social, entre otras cosas porque buena parte de su base social" es la misma que el PP. "Ya veremos en las siguientes elecciones vascas cómo quedamos", le espetó Feijóo.

Ese será el enfoque que el Partido Popular utilizará en las próximas elecciones vascas, donde los mensajes económicos serán clave para atraer a los votantes. La sede central del partido en Madrid tiene como objetivo conseguir más escaños en el País Vasco después de la derrota sufrida en julio de 2020, cuando la coalición entre el PP y Ciudadanos liderada por Pablo Casado -que eligió a Carlos Iturgaiz y apartó a Alfonso Alonso- no obtuvo los resultados esperados y pasaron de tener 9 a 5 escaños.

En las filas del PP creen que Feijóo le contó "las verdades del barquero" al PNV, arropado por la autoridad que le da haber sido presidente de la Xunta muchos años. Los 'populares' tienen además muy presente el apoyo de los nacionalistas vascos a la Moción de Censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy en 2018, justo después de aprobar los Presupuestos Generales del Estado. "No estamos obligados a repartir caricias y abrazos al PNV", admiten en la cúpula del PP.

Además, Feijóo tiene como objetivo expandirse en Cataluña, una comunidad autónoma crucial para alcanzar el Palacio de La Moncloa. A pesar de que los miembros del Partido Popular se jactan de su resultado en las últimas Elecciones Generales -superando a ERC y Junts, como se lo recordaron a los portavoces de dichas formaciones durante el debate de investidura-, creen que todavía hay mucho por hacer.

En medio de la discusión sobre la amnistía, el Partido Popular busca atraer a los votantes del nacionalismo moderado que durante muchos años apoyaron a CiU, especialmente a la Unió Democrática de Cataluña (UDC) liderada por Josep Antoni Duran i Lleida. En este sentido, los 'populares' también harán hincapié en la economía, tras la fuga de empresas que comenzó con el 'procés' y la disminución en los indicadores económicos de una región que, en el pasado, fue un motor económico para España, según afirma el partido.

"Nos vamos a lanzar abiertamente a conseguir el voto del PNV moderado y el voto de lo que antes era CiU, un electorado que no se considera del bloque progresista de Pedro Sánchez", han indicado fuentes del equipo de Feijóo, que creen que tanto PNV como Junts están perdiendo electores que no comparten que la política económica a seguir "deba ser la de Podemos".

El partido 'Génova' está planeando una renovación en las filas del PP catalán y vasco, lideradas por Alejandro Fernández y Carlos Iturgaiz, respectivamente. Aunque aún no hay una fecha establecida, Feijóo esperará a que la legislatura comience para comenzar a programar los congresos territoriales pendientes.

Además, el Partido Popular liderado por Feijóo continuará con su estrategia de reconquistar a los votantes que se han unido a VOX, una tarea en la que, según el partido, el debate de investidura en el Congreso de esta semana les ha sido de gran ayuda. Durante dicho debate, Feijóo hizo alarde de los 11 millones de votos que le han respaldado en el Congreso (PP, Vox, UPN y Coalición Canaria).

El equipo de Feijóo cree que este debate ha servido también para que Feijóo convenza a ciudadanos que apoyaron a Vox en las generales del pasado 23 de julio. Según los 'populares', quien no votó al PP hace dos meses y apostó por el partido de Santiago Abascal porque buscaba una respuesta de contundencia contra los "desmanes" de Sánchez, puede que haya encontrado ahora elementos para "repensarse su voto", han señalado fuentes del partido.

"Vox ha quedado diluido en este debate", saludan desde la cúpula del PP. Otros cargos territoriales apuntan en esa misma dirección y vaticinan que la entrada del partido de Santiago Abascal en gobiernos regionales les llevará a quedar "desdibujados" porque ahora tienen difícil hacer oposición al PP. "En mi región creo que nos los vamos a comer", pronostica en privado un presidente autonómico.

En 'Génova' son conscientes que solo un reagrupamiento del centroderecha les ayudará en su carrera hacia el Palacio de La Moncloa, dado que el pasado 23 de julio esa división entre PP y Vox les penalizó en muchas provincias. Los 'populares' recuerdan los pasos de José María Aznar en los años 90 para aglutinar a "todos los partidos que estaban a la derecha del PSOE" y que le permitieron llegar al Gobierno en 1996.

El líder del Partido Popular, Feijóo, implementará modificaciones en su partido una vez que quede confirmado que no habrá una repetición de elecciones.

Pese a la derrota parlamentaria en el debate de investidura, en el PP hablan de "victoria sin paliativos" de Feijóo, a quien ven "reforzado" y "fortalecido" como líder del PP. Eso sí, el presidente del PP tiene pendientes cambios orgánicos, tanto en su Ejecutiva como en el Grupo Popular.

Sin embargo, fuentes del equipo de Feijóo sitúan esos cambios más adelante, una vez que se confirme que arranca la legislatura y no hay repetición electoral. "Hasta que no esté claro si hay investidura de Sánchez no abordaremos los cambios", han señalado fuentes del PP, que ven más cerca la investidura de Sánchez.

De hecho, creen que el comunicado de PSOE y PSC rechazando el referéndum que exigen los independentistas forma parte de "una performance" dentro de la negociación de investidura. "Es un paripé", añaden.

Además de designar un reemplazo para Pedro Rollán, actual presidente del Senado, como vicesecretario de Coordinación Autonómica, las mayores interrogantes se centran en quiénes serán los portavoces en el parlamento. Según diversas fuentes del PP, se cree que Cuca Gamarra continuará como secretaria general y dejará su cargo como portavoz en el Congreso.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.