fbpx

Gómez Noya: "Me gustaría dejarlo yo, no que me obligue el triatlón"

Gómez Noya: "Me gustaría dejarlo yo, no que me obligue el triatlón"

El triatleta Javier Gómez Noya afirmó que le gustaría dejar él el deporte y no viceversa, reconoció que valora "más" la plata lograda en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 porque, según él, fue la prueba de mayor nivel de la historia, y que la ha quedado la 'espinita' de no colgarse el oro en los Juegos.


Si no te convence, ¡darse de baja es un clic!
Estoy de acuerdo con los Términos y condiciones y los Política de privacidad




"Me gustaría dejar yo el deporte, no que el deporte me obligue. Sigo porque me gusta y me apetece. Es lo que más me gusta hacer y siento que sigo teniendo nivel para estar con los mejores", manifestó en una entrevista el embajador de la marca de nutrición deportiva 226ers.

Gómez Noya, que cambió su participación en el Movistar Medio maratón de Madrid por la Carrera ProFuturo por unas molestias por debajo del tobillo, se declaró como una persona "inconformista", y más cuando aparece una lesión de la nada.

"En este momento me quejo porque quiero estar bien y entrenar más, pero si miro atrás, no me puedo hacerlo. He ganado cinco mundiales y una plata en los Juegos de Londres que ahora valoro más, porque fue la prueba con más nivel de la historia. Siempre queda la 'espinita' del oro olímpico, y la opinión publica espera siempre lo máximo en unos Juegos, pero estoy realmente satisfecho viéndolo ahora y me da tranquilidad para afrontara lo que me quede", indicó.

A pesar de sus 40 años, Gómez Noya subrayó que aún tiene objetivos e ilusión por conseguir cosas en el triatlón. "Y más en la larga distancia donde aún no he demostrado lo que puedo hacer. El año pasado conseguí un estado de forma increíble, pero por desgracia enfermé por COVID y no pude probarlo, pero me anima a recuperarlo este año", manifestó.

Entre sus objetivos a medio plazo figura el Campeonato del Mundo de Ironman en Niza (Francia), que se disputa el 10 de septiembre, porque tiene un "buen circuito" para el gallego nacido en Basilea (Suiza). "Si consigo aguantar todo lo que tengo que entrenar para ese día, puedo estar luchando por las medallas. En este deporte siempre hay que entrenar mucho, y más todavía para larga distancia, pero me veo con fuerzas y, sobre todo ganas, para afrontar la temporada", dijo.

"LOS BROWNLEE SON RIVALES, NO ENEMIGOS"

El quíntuple campeón del mundo rescata de su trabajo el proceso entre campeonatos, el compañerismo, las concentraciones, la relación con su entrenador y entorno, los viajes y las victorias. "Tengo ese proceso que nadie ve salvo los que están contigo. Porque cuando eres un profesional del triatlón como yo, el día entero lo dedicas al deporte, a entrenar varias veces al día, a cuidar la nutrición en cada comida, la recuperación, los masajes", recordó.

Asimismo, tiene muy buenos recuerdos de los enfrentamientos con los hermanos Brownlee. "Fue muy buen momento para el deporte, y aunque hubiera ganado más carreras sin ellos, y viceversa, la rivalidad con ellos me hizo ser mejor para intentar ganarles. Fueron rivales, pero no enemigos, nos respetamos enormemente. Para mi Alister Brownlee ha sido el mejor triatleta de la historia en la distancia", ensalzó.

De la afición y los medios de comunicación no pone reparos. "Siempre me han tratado bien como deportista. Es verdad que cuando llegan las grandes pruebas se espera lo máximo de mí, pero en general se me ha tratado bien", recalcó.

Escribir un comentario

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.