fbpx

La Guardia Civil desmantela una organización especializada en la estafa de la 'maleta boliviana' con 16 detenidos

La Guardia Civil desmantela una organización especializada en la estafa de la 'maleta boliviana' con 16 detenidos

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Delitos Tecnológicos y a los equipos 1 y 5, pertenecientes todos ellos a la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, han logrado en el marco de la 'Operación Airsac', desmantelar una organización criminal formada por 16 personas y especializada en estafas mediante el método de la 'maleta boliviana'.

La investigación se inició el pasado mes de agosto, cuando se recibió una denuncia de una mujer a la que la organización llegó a estafar con este método más de 40.000 euros a través de diferentes transferencias y envíos de dinero mediante 'Bizum', para supuestamente recuperar el equipaje de una amiga que estaba retenida en Francia.

Según ha informado el Instituto Armado, el avance de la investigación permitió conocer que se estaban produciendo hechos similares en otros municipios de la Comunidad de Madrid, sospechando los investigadores que detrás de ello pudiera estar una organización criminal perfectamente jerarquizada y especializada en este tipo de estafas a particulares, conocido como el método de la 'maleta boliviana'.

El origen de la estafa comienza con la recepción de una serie de mensajes de texto en el teléfono de la víctima en el que los estafadores se hacen pasar por un familiar o amigo de la víctima en apuros en el extranjero y con maletas inmovilizadas en aeropuertos. A partir de este momento solicitan envíos de dinero para desbloquear los equipajes por transferencias bancarias o envíos de 'Bizum' a cuentas y números de teléfono y una vez que el dinero estaba en poder de la organización se realizaban reintegros en efectivo en cajeros automáticos o bien hacían transferencias bancarias a otros componentes para dificultar el rastreo en el seguimiento del dinero, para finalmente ser entregado a sus cabecillas.

Para lograr saber la información de personas que se encontraban de viaje, la organización utilizaba la ingeniería social y el rastreo de redes sociales, además utilizaban virus que les permitían monitorizar conversaciones.

La organización operaba a nivel pluriprovincial perfectamente coordinada desde Madrid, Vizcaya, Barcelona, Granada y Albacete y tenían una estructura completamente organizada en cuanto a funciones a realizar.

Una parte se encargaba de contactar con las potenciales víctimas, otra se dedicaba a suministrar medios financieros y su posterior traspaso y conversión y una tercera era la encargada de gestionar los beneficios obtenidos y su reparto.

Hasta la fecha han logrado defraudar más de 175.000 euros a nueve víctimas, sin que los investigadores descarten que haya más afectados que no han interpuesto denuncia.

Por todo ello, se procedió a la detención de las 16 personas que la componían, ocho hombres y ocho mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 45 años de edad, de nacionalidades boliviana, ecuatoriana, dominicana y española y a quienes por estos hechos se les imputan delitos de organización criminal, estafa continuada y blanqueo de capitales.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente, quien decretó ingreso en prisión para los cabecillas y retirada de pasaporte para el resto.