fbpx

Carolina Durante marca un punto y aparte con su coronación en el WiZink Center en Madrid

Carolina Durante marca un punto y aparte con su coronación en el WiZink Center en Madrid

La banda encumbra su estilo punk conjugado con letras ácidas pero propicias en un concierto ante 8.000 personas y con Los Nikis como teloneros.

Pese a que ironizan con ello en una de sus canciones, los de Carolina Durante ya no son famosos solo en tres calles ni solo cuatro chavales. Cuatro chavales cualquiera no levantarían la expectación que ellos han logrado en la noche de este viernes, 27 de enero, en su primer concierto en el WiZink Center de Madrid, el gran coliseo consagrador de artistas. Y han salido coronados, al menos para las 8.100 personas que han vibrado en el recinto con sus potentes himnos punk.

Quizá cuando Diego Ibáñez (voz), Mario del Valle (guitarra), Martín Vallhonrat (bajo) y Juan Pedrayes (batería) decidieron formar el grupo, allá por 2017 tras un concierto de Perro y Belako, ya soñaban con llegar en algún momento a las tablas del antiguo Palacio de los Deportes, un hito en su carrera que se ha cumplido tras dos intentos truncados por la pandemia, con una grada y la pista llena, sin zonas VIP ni precios de entrada desorbitados, y con dos discos bajo el brazo, 'Carolina Durante' (2019) y 'Cuatro chavales' (2022), que da nombre a la actual gira con la que ya han pasado por decenas de salas en España y América Latina.

La gran noche, publicitada hasta por la mismísima Rosalía, que anunció por Twitter que se apuntaba al plan, empieza fuerte. Los Nikis se suben al escenario en un 'stop' de su retiro para telonear a Carolina Durante en un acto lleno de simbolismo. Se podría hablar de relevo generacional, pues ambas bandas han sido comparadas por su similitud. Con sus clásicos 'El imperio contraataca' o 'Enrique el ultrasur', entre otros, 'Los Ramones de Algete', algo machacados, ofrecen un espectáculo en el que también versionan canciones de la banda protagonista, para la que la presencia de sus referentes supone todo un regalo: para ellos solo Los Nikis podían acompañarles como grupo invitado.

El ambiente ya está caldeado y los asistentes, jóvenes y no tan jóvenes, arden deseosos de corear las letras ácidas, canallas y ansiosas de la banda, letras emocionales sobre vivencias, adicciones, ansiedad, amor, reflexiones u obsesiones varias en las que muchos se pueden ver reflejados. Se tildan las piezas de los cuatro chavales de himnos generacionales, una etiqueta que ellos rechazan porque no quieren representar a nadie, sólo quieren hacer canciones.

Independientemente de ello, han logrado algo no tan fácil, que cada uno de sus temas suene a éxito y sea coreado al instante. Las letras enganchan y aunque no te las sepas, serás capaz de cantar junto a los miles de presentes. Así queda claro desde que empieza a sonar la cañera 'Aaaaaa#$!&', ya con los cuatro chavales sobre las tablas enfundados en atuendos desenfadados.

Diego parece recuperado de la afonía de la semana pasada tras un mes con gripe, lo que obligó al grupo a cancelar dos conciertos justo antes del WiZink. Tras la canción de apertura, llega 'Granja escuela', una especie de crítica humorística sobre las adicciones al juego, la fiesta y el alcohol que el vocalista canta sacudiéndose eléctricamente. Le siguen 'Moreno Decontrabando' y 'Urbanistas'.

Tras ello, suena 'El parque de las balas', que el grupo, en sus primeras palabras, de la mano de Diego, dedica a la gente de su instituto, que se encuentra entre el público. Mientras la banda brincaba en la anterior canción, con el vocalista expresando con su cuerpo todo lo que canta y marca el ritmo de la música, ahora toca un poco de calma, para seguir con 'La canción que creo que no te mereces' y 'Nuevas formas de hacer el ridículo'.

Disfrutar de su propio directo, como aquellos que estuviesen disfrutando del tema encerrados solos en una habitación, es la gran baza de estos cuatro chavales, que se mueven con naturalidad a la vez que parece que estuviesen exagerando. Pero todo es fluido. Y así llega el turno de 'El año', un tema de amor.

"ESTO VA A SER UNA FIESTA"

"No hace falta decir que para nosotros es increíble estar aquí, delante de todos vosotros. Millones de gracias. Esto va a ser una fiesta, eso es lo que pretendemos", expresa el grupo, con Diego como portavoz, en la primera bienvenida a su gran cita. Sus deseos se hacen realidad. Y es que, la fiesta continúa con pogos en distintas zonas de la pista, vasos de cerveza volando y público 'surfeando' entre las manos del resto. Todo ello a ritmo de 'No es tu día' o 'El perro de tu señorío', junto a Elena, de la banda Yawners.

Declarados futboleros, Carolina Durante introduce '10', una canción que habla de la marcha de Messi del FC Barcelona, y 'El himno titular'.

Sin entretenerse en palabrería, continúan con un espectáculo que recalca en lo cortas que son sus canciones pero también en lo único que es su directo, que se hace especial por el disfrute extremo que la banda al completo representa sobre el escenario. Con 'Klk' o 'No tan jóvenes', en la que el grupo de veinteañeros critica esa denominación de 'generación vacía', continúa el espectáculo, reproduciendo continuamente una escena en la que el 'frontman', Diego, mantiene unos movimientos que recuerda a Ian Curtis, de Joy Division, al que siempre le relacionan.

Entre otras, los cuatro chavales tocan 'Minuto 93', 'Yo soy el problema', 'Colores', 'Necromántico', 'Cementerio' y 'Joder, no sé' continuando un concierto en el que aún quedan los más grandes éxitos del grupo.

'CAYETANO' YA NO VOTA A CIUDADANOS

Así llegan 'Espacio vacío'; 'Casa kira', junto a Orslok, y 'Perdona', acompañados de Alicia, del grupo Cariño, que sale al escenario lamentando no ser Rosalía, a la que muchos esperaban en el escenario pero solo ha asistido a disfrutar del concierto. Acto seguido, y tras 'Verano', llega 'Cayetano', la canción que los llevó más allá y con la que crearon la nueva palabra que define al pijo. Han cambiado la letra: ahora 'Cayetano' ya no vota a Ciudadanos, vota a Vox.

Un gran aplauso de reacción a la última canción da lugar a la retirada del grupo, que aparece nuevamente vestido de gala. A su manera. Así continúan estos cuatro chavales con 'Las canciones de Juanita', en referencia a la banda Juanita y los Feos, para después tocar 'Tu nuevo grupo favorito', en la que ironizan sobre todas esas etiquetas que les han otorgado.

Para 'Salvaje pasión', invitan a Los Nikis a las tablas, con un gran aplauso, y reconocen que les ha costado "sudor y sangre" que los veteranos acudiesen este viernes para arroparles. "Es un sueño", asevera Diego sobre contar con sus referentes.

Tras 1 hora y 45 minutos de concierto, llega la despedida con 'Famoso en tres calles' y 'La noche de los muertos vivientes'. "Gracias por estar aquí con nosotros, esperamos volver. Tenemos un público de la hostia", expresa Diego en unas palabras que culminan la gran noche de Carolina Durante. ¿Han alcanzado la máxima puntuación en el 'molómetro'? Parece que el WiZink dice que sí.

Con su directo adictivo, los cuatro chavales dejan a los asistentes con una resaca tremenda que la gran mayoría, probablemente, irán a pasar a los bares y pubs de la capital. Los de Carolina Durante también celebrarán haber superado el reto y continuarán en febrero con su gira, que los llevará a Burgos, Almería, Granada, Santiago de Compostela, Gijón y Valladolid. Tras ello frenarán un poco para concluir un tercer álbum en el que ya trabajan y que quieren terminar antes de que acabe 2023. Un trabajo que determinará, en parte, si mantienen la corona que han ganado en su primer WiZink.