fbpx

Comunidad de Madrid

2.73°C
Cielos claros Humedad: 70%
Jueves
2.68°C / 12.04°C
Viernes
3.77°C / 13.44°C
Sábado
4.58°C / 14.79°C
Domingo
4.94°C / 14.59°C
Lunes
4.18°C / 12.81°C
Martes
1.28°C / 9.06°C
Miércoles
0.08°C / 8.2°C

Los precios en la región se moderan al 4,9% en diciembre, con los alimentos disparados

Los precios en la región se moderan al 4,9% en diciembre, con los alimentos disparados

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,3 puntos porcentuales en la Comunidad de Madrid durante el mes de diciembre en relación con el mes anterior y se situó en un 4,9% en términos interanuales, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).





La tasa interanual se sitúa por debajo de la media en España (5,7%) y baja del 5% por primera vez, en un ranking liderado por Castilla-La Mancha (6,8%), Melilla (6,6%) y Castilla y León y Extremadura (6,5%).

En la Comunidad de Madrid, en términos interanuales en diciembre, los alimentos y las bebidas no alcohólicas lideran el crecimiento (+15,7%), seguidos de hoteles, cafés y restaurantes (+8,1%) y el menaje (+7,4%); mientras que en el lado opuesto de la lista se encuentran los precios de la vivienda (-3,3%).

En comparación mensual frente a noviembre, se registró un descenso de los precios en el transporte (-4,9%), frente a ascensos en alimentos y bebidas no alcohólicas (+1,3%), vestido y calzado (+1,3%) y hoteles, cafés y restaurantes (+1,3%).

Los precios en la región acumulan un ascenso medio del 4,9% en 2022, fundamentalmente por los alimentos y las bebidas no alcohólicas (+15,7%), hoteles, cafés y restaurantes (+8,1%), el menaje (+7,4%) y el transporte (+0,5%), frente al retroceso de los precios de la vivienda en la Comunidad (-3,3%) en el último año.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, el IPC subió dos décimas en diciembre en relación al mes anterior y recortó 1,1 puntos su tasa interanual, hasta el 5,7%, su cifra más baja desde noviembre de 2021.

No ha sido así en el caso de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), donde el INE ha elevado una décima su estimación inicial del 6,9%. Así, el IPC subyacente finalmente cerró diciembre en el 7%, tasa siete décimas superior a la de noviembre y la más elevada desde noviembre de 1992.

La inflación subyacente supera al índice general por primera vez desde febrero de 2021 y abre con él una brecha de 1,3 puntos, la mayor desde junio de 2020. Con el dato de diciembre se puede obtener ya la inflación media de 2022, que fue del 8,3%, la más alta en 36 años.

LA ELECTRICIDAD SE ABARATÓ UN 30,8% EN 2022

La inflación interanual de diciembre (5,7%) es más de cinco puntos inferior al pico alcanzado el pasado mes de julio, cuando la inflación escaló hasta el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984.

Con la moderación registrada en el último mes de 2022, la inflación suma cinco meses consecutivos de descensos en su tasa interanual después de que en agosto bajara tres décimas, hasta el 10,5%; en septiembre disminuyera 1,6 puntos, hasta el 8,9%; en octubre se redujera 1,6 puntos, hasta el 7,3%, y en noviembre bajara medio punto, hasta el 6,8%.

Según el INE, la moderación del IPC interanual hasta el 5,7% en diciembre se debe, principalmente, a la bajada de los precios de los carburantes y del gasóleo para calefacción y al hecho de que la electricidad subió en diciembre de 2022 menos de lo que lo hizo en igual mes de 2021. De hecho, el grupo de vivienda moderó más de 5,5 puntos su tasa interanual, hasta el -4,5%, por la evolución del precio de la luz y del gasóleo para calefacción.

La electricidad se abarató un 30,8% en 2022 incluyendo las rebajas impositivas aplicadas a la factura. Excluyéndolas, la bajada del precio de la luz sería del 27,6%.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en diciembre el 6%, tres décimas por encima de la tasa general del 6,8%.

Además de la electricidad y el gasóleo para calefacción, también influyó en la moderación de la inflación en diciembre el descenso de los precios de las gasolinas y carburantes, lo que llevó al grupo de transporte a recortar su tasa interanual casi 4,5 puntos, hasta el 3,3%.

Por contra, el grupo de vestido y calzado elevó su tasa interanual en diciembre casi dos puntos, hasta el 1,8%, debido a que los primeros descuentos de precios de la campaña de rebajas de invierno fueron más moderados que los de diciembre de 2021.

NUEVO RÉCORD EN LOS ALIMENTOS

Los precios de los alimentos, por contra, crecieron en diciembre un 15,7% en tasa interanual, cuatro décimas más que en noviembre y su tasa más alta desde el comienzo de la serie, en 1994. En esta evolución, explica el INE, influyeron principalmente los precios de la leche, queso y huevos, aceites y grasas, agua mineral, refrescos, zumos de frutas y vegetales, y carne, mayores que en diciembre de 2021.

Dentro de los alimentos, los que más subieron de precio en 2022 (diciembre de 2022 sobre diciembre de 2021) fueron el azúcar (+50,6%); otros aceites (50,6%); la mantequilla (+42,3%); los aceites y grasas (+38,1%); la leche (+37,2%); los huevos (+29,8%); los productos lácteos (+23,4%); los cereales (+22,7%) y las patatas (+22,6%).

Además, otros muchos alimentos registraron subidas de dos dígitos en sus precios, como los preparados de legumbres y hortalizas (+15,7%); el pan (+15,4%); otros preparados alimenticios (+15,2%); la carne de ave (+15,1%); la carne de porcino (+13,8%); la carne de vacuno (+13,2%); el agua mineral, los refrescos y los zumos (+12,8%); las legumbres y hortalizas frescas (+12,3%); crustáceos, moluscos y preparados de pescado (+12,2%); café, cacao e infusiones (+11,5%), y otras carnes (+11,4%).

Por el contrario, lo que más se abarató en 2022 fueron el transporte combinado de pasajeros (-38,7%); la electricidad (-30,8%); el transporte de pasajeros en metro (-18,2%); el transporte de pasajeros en autobús (-12,4%), y los ordenadores personales (-9,6%).

Estos datos reflejan los efectos de los bonos gratuitos al transporte aprobados por el Gobierno para aliviar el bolsillo de los ciudadanos y que algunas comunidades autónomas han complementado con rebajas adicionales.

EL ACEITE DE OLIVA SUBE UN 8,3% EN EL MES Y LA GASOLINA BAJA UN 10%

En términos mensuales (diciembre de 2022 sobre noviembre del mismo año), el IPC registró un aumento de dos décimas, en contraste con el descenso del 0,1% experimentado en noviembre.

En este ascenso influyeron los alimentos, que elevaron sus precios un 1,6% respecto al mes anterior; así como los paquetes turísticos, la electricidad, el tabaco y la restauración. Por contra, se abarataron los carburantes.

Así, lo que más subió de precio en el mes de diciembre respecto al mes anterior fueron los paquetes turísticos internacionales (+16,3%) y los nacionales (+16,2%) y el aceite de oliva (+8,3%), y lo que más bajó fueron el gasóleo (-12,3%) y la gasolina (-10,1%).

En el último mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 5,5%, más de un punto por debajo de la del mes anterior. En tasa mensual no experimentó variación.

LAS CCAA RECORTAN LA INFLACIÓN INTERANUAL

La tasa anual del IPC bajó en diciembre en todas las CCAA. Los mayores descensos se registraron en Cantabria y La Rioja (-1,4 puntos) y las dos Castillas, cuyas tasas interanuales bajaron 1,3 puntos en ambos casos.

Por su parte, las caídas más moderadas de la inflación interanual las registraron Baleares (-0,8 puntos) y Madrid, Extremadura y Asturias, con descensos de 0,9 puntos cada una.

A cierre de 2022, ninguna comunidad presentó una inflación de dos dígitos. Las mayores tasas fueron las de Castilla-La Mancha (+6,8%), Castilla y León y Extremadura (+6,5%) y Navarra y Galicia (+6,4%), mientras que la más moderada fue la de Madrid, con una tasa del 4,9%.

Al finalizar el año pasado, todas las provincias presentaron tasas inferiores al 8%. Las más elevadas, por encima del 7%, fueron León (+7,6%), Ávila (+7,4%), Teruel (+7,2%), y Toledo y Zamora (+7,1%). Sólo dos provincias bajaron del 5%: Madrid y Álava, ambas con una tasa del 4,9% al concluir 2022.