fbpx

Desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda de Algete

Desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda de Algete

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación de marihuana indoor en Algete, en el Corredor del Henares, que regentaban dos varones que han sido detenidos como presuntos responsables de un delito contra la salud pública y de defraudación del fluido eléctrico, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

En el registro de la vivienda fueron intervenidas más de 800 plantas de marihuana con un peso total de 66 kilogramos, además de 1.200 euros en efectivo.

La investigación se inició a principios del pasado mes de agosto, cuando se tuvo conocimiento de que en un chalé de la localidad de Algete se podía estar cultivando marihuana.

Por ello, se estableció un dispositivo de vigilancia sobre la vivienda y, tras realizar las gestiones técnicas oportunas, se pudo determinar que en el inmueble se había realizado un enganche ilegal a la acometida general eléctrica que permitía el gran consumo necesario para el desarrollo de la plantación.

En concreto, la acometida se había realizado a tres metros de profundidad y con medidas de seguridad que dificultaban las mediciones. Pese a ello se pudo determinar que el volumen de consumo eléctrico multiplicaba por 40 el ordinario de una vivienda de las mismas características.

Los detenidos apenas abandonaban el domicilio, cubriendo sus necesidades básicas a través de repartos a domicilio, dificultando así su identificación. Además, habían instalado un circuito cerrado de seguridad que contaba con cámaras de vigilancia en el perímetro del chalé.

Más de 800 plantas intervenidas en la entrada y registro de la vivienda La operación culminó el pasado día 15 de noviembre de 2022, cuando se procedió a la entrada y registro en dicha vivienda y se detuvo a dos personas.

Debido a la peligrosidad de estos individuos y a las medidas de seguridad que habían tomado, en el dispositivo participaron agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

En el registro practicado se intervinieron más de 800 plantas de marihuana con un peso total de 66 kilogramos, además de 1.200 euros en efectivo. Por estos hechos, los dos arrestados han pasado a disposición de la autoridad judicial como presuntos autores de un delito contra la salud pública y de defraudación del fluido eléctrico.