fbpx

Martínez-Almeida dice que el "camino más corto" para devolver la luz a La Cañada es "acabar con las plantaciones de marihuana"

Martínez-Almeida dice que el





El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha respondido este miércoles al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, que "el camino más corto" para devolver la luz a la Cañada Real Galiana es "acabar con las plantaciones ilegales de marihuana".

"Las soluciones no pueden ser aquellas que no se corresponden con la seguridad, y en segundo lugar, que el camino más corto es acabar con las plantaciones ilegales de marihuana. Que esto exige acordarlo desde Delegación del Gobierno con el compromiso del Ayuntamiento de poner a su disposición Policía Municipal", ha trasladado ante los periodistas desde la Caja Mágica.

En estos términos se ha expresado el regidor después de que ayer Gabilondo propusiera conceder licencias urbanísticas especiales a los 3.000 vecinos de la Cañada Real, unos 1.200 de ellos niños, que llevan más de dos años sin suministro eléctrico.

Gabilondo sugirió que los consistorios de Madrid y Rivas-Vaciamadrid valorasen facilitar títulos habilitantes urbanísticos a los residentes en los sectores 5 y 6 de este asentamiento para que puedan solicitar la contratación provisional del suministro eléctrico.

Por su parte, Martínez-Almeida ha apuntado que "las licencias urbanísticas son un acto reglado, y no son un acto discrecional", por lo que "el Ayuntamiento no puede otorgar una licencia urbanística especial al margen de la ley del suelo o la ley de la Cañada". "Todos queremos solucionar este problema, pero no cabe identificar soluciones que no caben con la realidad", ha reprochado.

En este punto ha manifestado discrepar, "desde el mayor de los respetos", con que la solución sea "dar licencias urbanísticas especiales que se aparten del marco urbanístico que hay en estos momentos".

Tras reiterar que el "problema" radica en las plantaciones de marihuana, el primer edil madrileño ha pedido a Delegación del Gobierno "hacer una actuación que permita desmantelar esas plantaciones y que se pueda restablecer el suministro igual que en la pandemia, antes de que proliferasen las plantaciones de marihuana".

Por último, Almeida ha puesto el acento en los realojos de los vecinos de la Cañada, que en el mandato de Manuela Carmena "fueron ocho y en esta 160". "De los 168 estos años, 160 son de este. Sin juzgar los números, que cada uno tome nota de quién los ejecuta y qué Gobierno es más comprometido con poner fin a esta situación", ha finalizado.