fbpx

El Ayuntamiento de Madrid defiende que "no compensa para nada" el desmontaje del Scalextric de Puente de Vallecas

El Ayuntamiento de Madrid defiende que





La delegada de Obras y Equipamientos del Ayuntamiento de Madrid, Paloma García Romero, ha defendido que "no compensa para nada" el desmontaje del scalextric de Puente de Vallecas porque "no se ganaría espacio para el ciudadano" y el desembolso "con dinero de todos" de casi 100 millones de euros sería "importante".

"No compensa para nada hacer este esfuerzo, quitar el scalextric con un desembolso económico importante con dinero de todos. No se ganaría nada con dos años de obras, paralización de Metro, M-30... y los coches ocuparían todo el espacio público", ha trasladado en una entrevista .

Queda así en el aire el acuerdo por unanimidad del Pleno de Cibeles de hace un año para desmantelar el Scalextric. Esa proposición instaba a iniciar los estudios y los trámites preliminares antes del final del mandato.

Las Juntas de Retiro y Puente de Vallecas aprobaron de nuevo el pasado mes de mayo por unanimidad instar al Gobierno municipal a iniciar los estudios y trámites necesarios para redactar el proyecto de obra de supresión del puente elevado entre los distritos de Puente de Vallecas y Retiro, el Scalextric.

Sin embargo, desde el área de Medio Ambiente y Movilidad que capitanea Borja Carabante se dio a conocer que el anteproyecto redactado para la eliminación del Scalextric de Vallecas no cumplía con las expectativas de tráfico, movilidad y congestión "ni tampoco libera espacio público".

Plantea que haya tres carriles por sentido bajo tierra y otros tantos en superficie lo que "no hace posible satisfacer las necesidades de la zona". "Por eso el área de Medio Ambiente ha quedado en estudiar otras alternativas para dar una mejor solución", ha valorado García Romero.

La delegada ha explicado que "tendría que haber por debajo un montón de carriles y por arriba el mismo número, con dársenas de buses, no se podría quitar ninguna línea, y habría que paralizar la L1, parar la M-30 mientras dure la obra... y no se ganaría nada para el ciudadano".

Paloma García Romero ha defendido que "lo importante de eliminarlo no solo es la barrera física, sino que el ciudadano gane espacio", mientras que "el proyecto de movilidad generaba mucha inversión pública para no tener un resultado positivo para los ciudadanos".

"Se mantiene el compromiso si efectivamente se puede quitar el Scalextric, porque era una inversión importantísima de dinero para no ganar espacio público. Si vas a quitar el Scalextric pero no a ganar espacio público, francamente no compensa ese desembolso sin resultado positivo", ha concluido.