fbpx

Los médicos muestras su "disconformidad" ante el modelo de las urgencias extrahospitalarias en la región

Los médicos muestras su

Sociedades científicas, sindicatos, asociaciones médicas y pediátrica y el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid han coincidido este jueves en su "disconformidad" ante el modelo de las urgencias extrahospitalarias en la región que arrancó el pasado jueves con 80 centros de atención 24 horas.





La sede del ICOMEM ha sido escenario este jueves de una rueda de prensa del grupo de trabajo donde están representadas todas las sociedades científicas implicadas, las asociaciones afectadas y los sindicatos para analizar la situación y proponer soluciones.

Durante el acto, Mar Rodríguez Gimena, de la Plataforma Servicios de Atención Rural (SAR), ha leído una declaración institucional en la que se traslada su "especial preocupación" ante la reestructuración de la urgencia extrahospitalaria y "cuya precipitación" a la hora de implantarlo "está provocando numerosos incidentes".

Entre los puntos pactados por todas las organizaciones, han coincidido en remarcar una especial preocupación ante la "desorganización" en la apertura de estos centros, "tanto a nivel de personal como de material, con los cambios forzados en condiciones laborales realizados de forma precipitada, con órdenes verbales de desplazamiento sin dejar constancia por escrito y fallos en sistemas informáticos".

"En muchas ocasiones avisando a los profesionales con un mensaje al correo institucional enviado de madrugada, con el cambio de lugar y horario de trabajo a escasas horas del inicio de la jornada", se indica en el manifiesto, en el que además se remarca la reapertura de dispositivos que carecen "del mínimo material indispensable (en muchos no había nielectrocardiógrafo ni desfibrilador)".

Especialmente se ha remarcado las "desafortunadas declaraciones en torno al boicot de los profesionales" por parte de dirigentes políticos "que han podido favorecer un clima de animadversión hacia los facultativos", a los que han pedido una retractación.

Todo ello, han remarcado, causa "una grave merma en la equidad, calidad y seguridad en la asistencia a los pacientes", ante lo que han reclamado que se revierta esta reestructuración "hasta que se realice de forma consensuada con los profesionales, teniendo en cuenta la carga y continuidad asistencial, las peculiaridades geográficas (distancia al hospital) y la conciliación familiar".

Asimismo, han pedido que la implantación videoconsulta se realice siguiendo protocolos estrictos, como herramienta complementaria y en ningún caso sustitutiva de la presencia física del facultativo ya que el contacto directo con el paciente y la exploración física es particularmente importante en situaciones de urgencia.

Finalmente, han exigido también que se alcance una inversión en Atención Primaria del 25% de lo dedicado a sanidad y el regreso a la jornada de 35 horas.

RENUNCIA DE 28 MÉDICOS DEL SAR

Durante la rueda de prensa posterior a la lectura del manifiesto, desde la Plataforma Servicios de Atención Rural (SAR) se ha indicado que 28 médicos que trabajaban en estos servicios han presentado su renuncia por las pésimas condiciones laborales con esta reestructuración ante "el sufrimiento que se está produciendo" entre los profesionales.

De este modo, a día de hoy, serían poco más de 200 los facultativos de los antiguos SAR, a los que se añaden los del Summa 112, los que tendrían que prestar atención en 80 centros de atención 24 horas, ha destacado Ángela Hernández, secretaria general del sindicato médico Amyts, convocante de la huelga indefinida de facultativos de centros de atención 24 horas que arrancó el pasado lunes y de la que arrancará el próximo día 21 para médicos y pediatras de Atención Primaria.

En este sentido, la portavoz del sindicato ha recalcado que a la Consejería parece no importarle "perder todo este conocimiento médico" de profesionales con experiencia "para recibir a unos médicos 'low cost' con una formacón y criterios más bajos", lo que reducirá la calidad de la asistencia.

Ante este panorama, Rafael Ortega, de la Mesa de Atención Primaria del ICOMEM, ha cifrado en 480 los nuevos médicos "como mínimo" que habría que contratar para cubrir los 80 centros de atención 24 horas, con seis turnos y un médico por turno. "No se pueden sacar médicos de la vuelta de la esquina", ha indicado.

En este sentido, ha defendido la vuelta al modelo de atención urgencia extrahospitalaria con unos Servicios de Atención Rural (SAR) que funcionaban perfectamente y prestaban una atención indispensable. "Es importante mantener los sar cumplen función tan imortate de la continuidad asistencial que cumplían perfectamente. Mantener, aprender y mejorar este sistema", ha defendido.

El presidente del ICOMEM, Manuel Martínez-Sellés, ha recalcado que la institución colegial "siempre" está dispuesta "a tender puentes con la Consejería para trabajar de forma conjunta, ya que los principales beneficiariros son los pacientes". Todo ello, en base a un modelo que "tenga en cuenta la demanda asistencial, las peculiaridades geográficas, y luego se haga de forma consensuada con profesionales".

INFRAFINACIACIÓN: "ESTO SE HUNDE"

La infrafinanciación de la Sanidad también ha sido uno de los temas protagonistas. "La situación en Atención Primaria es muy preocupante. O empezamos a ponerle remedio o esto se hunde", ha advertido Jesús Alonso, de la Sociedad Madrileña de Médicos Generales y de Familia (SEMG-Madrid).

En este sentido, el portavoz de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) Julio Heras ha recordado que la OMS recomienda un 25% de presupuesto en Sanidad y ninguna Comunidad Autónoma en el país llega al 15%. Por parte de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (SoMaMFyC), Alberto Cotillas, ha recordado que, si bien la infrafinanciación en Sanidad es un "problema generalizado" en toda España, la Comunidad de Madrid está entre las que menos invierte y una de las que cuenta con una ratio de médicos por habitante más bajas.

Elena Tutor, de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), que apoya las tres jornadas de paro para este fin de semana para trabajadores de los antiguos Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y Servicios de Atención Rural (SAR) y del Summa 112 afectados por la reorganización, ha recalcado la necesidad de mejores condiciones laborales para los sanitarios.

"La falta de médicos existe, pero no hace falta más facultades o plazas MIR, hace falta que se quieran quedar", ha incidido, reclamando unas condiciones de trabajo mejores y posibilidades de conciliación.

Finalmente, desde la Mesa de Atención Primaria del ICOMEM se ha recalcado a los políticas la necesidad de medir sus "palabras" porque están aumentando las agresiones verbales y recriminaciones a los profesionales sanitarios.

"Hay que cuidar a los que nos cuidan", ha incido Rafael Ortega, que ha recordado que "han aumentado las enfermedades psicológicas entre los médicos "por el estrés, sobrecarga y condiciones laborales" un "poquito" más que en el resto de la población y el "riesgo de suicidio casi se duplica". Hay que medir ciertas palabras", ha zanjado.